Mogherini dice que Irán "trata de meter presión" con el anuncio de aumentar su capacidad de enriquecer uranio

Foto de archivo de Federica Mogherini
REUTERS
Publicado 12/06/2018 16:38:22CET

BRUSELAS, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reiterado este martes en un debate en el Pleno de Estrasburgo la necesidad de preservar el acuerdo nuclear con Irán y ha reconocido que el reciente anuncio de Teherán de aumentar su capacidad para producir uranio enriquecido "no aumenta la confianza", pero entiende que es una forma de "meter presión" a la comunidad internacional.

En su intervención ante los eurodiputados, ha recordado que hasta el momento la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) ha verificado hasta once veces el cumplimiento del pacto por parte de Irán y ha subrayado que "no hay mejor alternativa.

"El mundo no se puede permitir una carrera armamentística nuclear en Oriente Próximo", ha dicho. Por eso, ha asegurado que la respuesta a la carta del presidente iraní, Hasán Rohani, ha sido "cohesionada, para proteger la seguridad y nuestra soberanía económica".

Según Mogherini, "es esencial mantener los cauces de diálogo", ya que a pesar de que el pacto se ciñe solo a cuestiones nucleares, "abre una ventana de oportunidad" para abordar otras cuestiones que preocupan a la comunidad internacional en materia de seguridad, como la situación en la región, los misiles balísticos o los Derechos Humanos. "No interesa que se cierren estos canales porque daría más espacio a los que abogan por posiciones más radicales", ha advertido.

"Creo que hablamos de este tema en un buen momento. Hace un par de horas Estados Unidos y Corea del Norte concluyeron su cumbre en Singapur probando que la diplomacia y el diálogo es la única manera de lograr una paz duradera", ha señalado la Alta Representante, que ha abogado por continuar esta tónica también en el caso del pacto con Irán, a pesar de la retirada unilateral de Washington el pasado 8 de mayo.

La UE, ha recalcado, "sigue trabajando en esa dirección" y, por eso, Francia, Alemania y Reino Unido, los estados miembro firmantes del acuerdo nuclear, enviaron la semana pasada una carta a las autoridades estadounidenses para pedirles que establezcan excepciones en las sanciones a Irán para determinados sectores, como el farmacéutico, el sanitario, el energético, la banca, la aviación civil y las infraestructuras.

Para Mogherini, esta misiva responde a cuestiones de seguridad antes que económicas. Según ha explicado, hay empresas que optaron por hacer negocios en la República Islámica de buena fe y en base a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y ahora dan marcha atrás para evitar penalizaciones, mientras que otras estaban en medio de negociaciones y las han parado.

Este espacio podrían ocuparlo "actores que no se corresponden con los intereses de la UE", ha alertado la política italiana, que considera que "esto puede generar presiones en Irán y poner toda la arquitectura de no proliferación de armas nucleares en entredicho".

"Mantener el acuerdo también interesa a Estados Unidos porque se trata de la seguridad común", ya que, según la Alta Representante, comenzar una espiral armamentística, dispararía "la conflictividad".

En este sentido, la UE está trabajando en medidas dirigidas a evitar las consecuencias de las sanciones estadounidenses a la economía europea y también en acciones más concretas centradas en los sectores de la banca, las finanzas, la inversión, el transporte y el petróleo que protejan a las pymes con menos presencia en el mercado de Estados Unidos.

"Es necesario combinar el plano comunitario y el nacional", ha afirmado Mogherini, que ha recordado que la UE ya está trabajando en la creación de una red para coordinar ambos esfuerzos. Sin embargo, "Irán también tiene que poner de su parte y aumentar la lucha contra el blanqueo de dinero y otras medidas que les hagan más atractivos para el mundo de los negocios y la banca".