Mogherini pide a los 28 que la cooperación en defensa no se estanque y avanzar en la PESCO

 

Mogherini pide a los 28 que la cooperación en defensa no se estanque y avanzar en la PESCO

Contador
Publicado 19/06/2017 20:27:07CET

BRUSELAS, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reclamado a los Gobiernos europeos que la cooperación en defensa no se quede en los esfuerzos hechos hasta ahora y ha defendido "el potencial" de la cooperación estructurada permanente "para dar el salto definitivo en la defensa y seguridad europea".

"Ha sido un trabajo intenso en la aplicación de la Estrategia Global de la UE. Este trabajo no se queda y no puede quedarse allí", ha defendido en el informe que presentará a los líderes europeos en la cumbre de este jueves y viernes la jefa de la diplomacia europea, en el que hace balance de los pasos dados en el último año para poner en marcha la nueva estrategia europea, que busca reforzar la autonomía estratégica de la UE para responder a crisis tras el Brexit, una urgencia que se ha hecho más acuciante todavía tras la llegada de la nueva Administración estadounidense Donald Trump.

Mogherini ha defendido que la Estrategia Global que les presentó en la cumbre de junio hace justo un año "ha servido como un trampolín para relanzar el proceso de la integración europea tras el referéndum británico" a pesar de que, entonces, "muchos predijeron una declive inevitable de la Unión Europea" y pensaron que la Estrategia Global "llevaría años convertirla en realidad o simplemente nunca ocurriría".

"Este no ha sido el caso, al contrario", ha defendido en su informe, en el que asegura que se han hecho "más" progresos en seguridad y defensa "en los últimos diez meses que en los últimos diez años".

Así, Mogherini ha recordado el embrión de cuartel general militar de la UE, llamado Capacidad Militar de Planificación y Conducción (MPCC, por sus siglas en inglés), que se ha puesto en marcha en el Estado Mayor de la UE para planificar y conducir las operaciones militares no ejecutivas, es decir, las que no requieren el uso de la fuerza, que se revisará a finales de 2018 y la célula acordada para reforzar las sinergias entre las operaciones civiles y militares. España, Francia, Alemania e Italia aspiran a que el embrión de cuartel pueda asumir en el futuro el mando de las operaciones ejecutivas también.

También ha puesto en valor el acuerdo de los Veintiocho para poner en marcha una revisión anual para "facilitar el intercambio regular y sistemático" sobre sus planes de defensa y cómo van cumpliendo con las capacidades acordadas y las orientaciones que han dado para mejorar el despliegue y financiación de los grupos de combate tácticos de la UE, que nunca han sido utilizados desde su creación hace diez años, por falta de financiación común y voluntad política, así como el trabajo para reforzar las capacidades civiles.

Mogherini defiende la necesidad de avanzar con la cooperación estructurada permanente en defensa, un mecanismo previsto en el Tratado de Lisboa pero nunca utilizado ni desarrollado, que permitiría a los países avanzar por su cuenta en la integración en defensa -para desarrollar capacidades o lanzar una operación_si hay una mayoría cualificada de países a favor.

"La PESCO tiene el potencial de hacer este salto definitivo en la seguridad y defensa europea", ha subrayado Mogherini.

España que apoya a Francia en su defensa de que la PESCO no se reduzca a proyectos como un mando médico europeo o programas para la formación militar, como ha defendido Alemania, ya ha dicho que estará "desde el principio" en ella. Italia también ha apoyado la creación de una fuerza multinacional conjunta.

Los países del Este de Europa, por el contrario, son los que más reservas tienen con la PESCO por temer a que signifique el avance de la Europa a distintas velocidades.

Los países siguen trabajando para permitir una PESCO "inclusiva y ambiciosa" y "definir la estructura de gobernanza de la PESCO, los compromisos y los proyectos iniciales que podrán desarrollarse a través de este marco", ha explicado Mogherini.

La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, confió a mediados de junio que el trabajo para desarrollar "los cinco compromisos" que habrá "que cumplir" para participar en la PESCO, incluido en materia del nivel de gasto en equipos de defensa y para desplegar las fuerzas militares, esté listo para otoño.

Mogherini ha defendido que "la PESCO podría ser un hub para proyectos de colaboración que cumplan las prioridades de la UE" y junto con la revisión anual en defensa como el Fondo Europeo de Defensa propuesto por la Comisión Europea para incentivar los proyectos conjuntos de investigación, desarrollo y adquisición de capacidades "pueden reforzarse mutuamente".

Bruselas propuso el 7 de junio destinar casi 600 millones de presupuesto comunitario para proyectos de investigación y desarrollo de prototipos industriales de capacidades militares hasta 2020 y 1.500 millones de euros anuales a partir de 2021. A cambio, los países deberían poner otros 4.000 millones por su parte y comprometerse a adquirir conjuntamente capacidades cuyos prototipos apoya.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies