Mogherini pide a EEUU que mantenga sus contribuciones a la ONU y que no se salga del Acuerdo de París

Federica Mogherini
FRANCOIS LENOIR / REUTERS
Publicado 10/05/2017 8:39:26CET

NUEVA YORK, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, ha solicitado este martes a Estados Unidos que mantenga sus contribuciones en las agencias de Naciones Unidas y que no se salga del Acuerdo de París sobre el clima.

Durante una comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Mogherini ha recalcado que "es esencial que se mantenga la inversión en las agencias de Naciones Unidas", argumentando que "son tan importantes para la paz y la seguridad mundial como el gasto en Defensa, y en ocasiones incluso más".

"Nosotros, como europeos, consideramos este apoyo al sistema de la ONU como una inversión esencial para nuestra propia seguridad", ha dicho, señalando que "las contribuciones voluntarias de la UE a los fondos y agencias de la ONU equivalen a la mitad de su presupuesto total".

"Esto significa que invertimos con inteligencia y orgullo tanto como el resto del mundo junto, ya que creemos que va en línea con nuestros intereses", ha indicado, recalcando que el bloque "contribuye hasta cerca del 40 por ciento del presupuesto de la ONU para operaciones de pacificación".

Mogherini se ha referido también al debate en el seno del Gobierno estadounidense acerca del Acuerdo de París, asegurando que la UE "continúa esperando que Estados Unidos encuentre una vía para mantener su compromiso".

"Sé que hay un debate en marcha y lo respetamos mucho. Pero 195 países firmaron el acuerdo y habrá 195 caminos para cumplir los acuerdos y honrarlo. Estoy seguro de que hay espacio para que la Administración estadounidense encuentre su propio camino", ha dicho.

En este sentido, ha señalado la hambruna que sacude al Cuerno de África, recordando que "tiene el potencial de empeorar una situación frágil y convertirse en un problema de seguridad".

"Esto sirve como recordatorio de que el cambio climático es real, y de que ya tiene un impacto en nuestra seguridad. Todo está vinculado", ha argüido.

En esta línea, Mogherini ha defendido que "las posturas de confrontación no llevan a ninguna parte", resaltando que la UE "siempre está del lado del diálogo". "Donde otros ven conflicto, nosotros vemos cooperación", ha dicho.

"La seguridad no depende sólo del poder militar. Se trata de encontrar puntos en común, cooperación por encima de la confrontación, diplomacia. Es sobre desarrollo humano y crecimiento económico. Es sobre democracia, Estado de Derecho y Derechos Humanos", ha insistido.

"En momentos de desorden global, cuando la inestabilidad se expande de un lado a otro del mundo, es necesario alcanzar soluciones beneficiosas para todas las partes", ha defendido.

Mogherini ha hecho hincapié en que esta política es especialmente aplicable en materia antiterrorista, explicando que "los ataques del último año en Europa reafirman que la cooperación transfronteriza es de gran importancia".

"Apoyamos la propuesta de (el secretario general de la ONU) António Guterres para establecer una Oficina de Naciones Unidas para Antiterrorismo, encabezada por un vicesecretario general. Esta propuesta puede mejorar la coordinación y la efectividad de nuestro trabajo, para beneficio de todos", ha argumentado.

EL 'BREXIT' Y CRIMEA

La jefa de la diplomacia del bloque ha indicado además que desde la celebración del referéndum sobre el 'Brexit', "los (países) europeos se han vuelto a comprometer con ser una potencia unida y unificada que quieren sus ciudadanos".

"Algunos creían que estos últimos meses de nuestro 60º aniversario (...) serían el inicio del declive de la UE. Nuestros amigos británicos decidieron abandonarnos, lo que es triste para todos, pero la vida sigue, y también lo hace la UE", ha argumentado.

Por ello, ha afirmado que "La UE es y seguirá siendo el socio fiable, cooperativo e indispensable que el mundo necesita", destacando que "lo primero y sobre todo, una potencia indispensable para los vecinos y la región".

En el caso concreto de Crimea, Mogherini ha recalcado que el bloque "cree en un orden global basado en las normas", explicando que "las mismas incluyen la integridad territorial y la inviolabilidad de las fronteras".

"Por este motivo, no reconocemos ni reconoceremos la anexión ilegal de Crimea por parte de Rusia", ha manifestado, asegurando que la UE "seguirá trabajando para poner fin al conflicto en el este de Ucrania, con la aplicación total de los Acuerdos de Minsk".

"En nuestra era caótica, las normas son a veces percibidas, a nivel global pero también en nuestros propios países, como un límite para algunos, en lugar de una garantía para todos", ha explicado.

DEFENSA DE 'LA VÍA EUROPEA'

Mogherini ha aprovechado su comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU para defender la 'vía europea', que ha puesto en línea con 'la vía de la ONU'.

"Creemos en la ONU porque creemos en los mismos principios, en los mismos valores, y nuestras comunidades están construidas sobre los mismos ideales fundamentales", ha dicho.

Por ello, ha defendido el papel del bloque europeo tras el anuncio de la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), así como en el caso del conflicto en Siria.

En el caso del país árabe, ha recalcado que la UE respalda las negociaciones en Ginebra, encabezadas por el organismo internacional, para intentar alcanzar un acuerdo negociado a la guerra.

Mogherini ha destacado también el papel de la UE en los casos de República Centroafricana (RCA) y Libia --con mención especial a la 'Operación Sophia' en el Mediterráneo, frente a las costas del país árabe--.

Asimismo, ha hecho referencia a la situación en Israel y Palestina, volviendo a defender la solución de dos Estados y recordando la reactivación del Cuarteto de Oriente Próximo --integrado por la ONU, la UE, Estados Unidos y Rusia-- para intentar avanzar en las conversaciones.

"Por supuesto, primero necesitamos que los israelíes y palestinos negocien directamente, con los esfuerzos de acompañamiento de la comunidad internacional, empezando por Estados Unidos, la UE, Rusia, la ONU, todos aquellos que creen que la paz necesita de la participación directa de las dos partes, pero también de contribuciones para ayudarlas a alcanzar una solución".

Mogherini ha tenido palabras para la situación en Venezuela, donde ha abogado por "ser imaginativos y buscar nuevos canales", indicando que "los formatos tradicionales parecen fracasar" en este caso.

"Es vital impedir la escalada de tensiones y establecer una nueva forma de mediación que pueda ser acordada por todas las partes. Estamos dispuestos a ayudar de cualquier forma útil", ha resaltado.

Por último, ha hablado del acuerdo nuclear alcanzado con Irán por el Grupo 5+1 --Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, China y Alemania--, defendiendo que "muestra un camino hacia adelante para los europeos".

"Estableció un hito para la no proliferación, logrando que todo el mundo estuviera más seguro en la región, en Europa y en el mundo. Las potencias mundiales negociaron en acuerdo, pero el mismo fue inmediatamente ratificado por el Consejo de Seguridad (de la ONU) y ahora pertenece a la totalidad de la comunidad internacional", ha puntualizado.

Por ello, ha destacado que "la UE se ha convertido en estos años, en estas décadas, en estos 60 años de historia, no sólo en el más exitoso proyecto de paz en el mundo, sino en un socio indispensable para superar el desorden actual e intentar construir juntos un orden mundial más cooperativo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies