Morales denuncia contradicciones entre autoridades chilenas por la supuesta base militar

Río Silala, junto a la frontera de Chile y Bolivia
DAVID MERCADO / REUTERS
Publicado 10/05/2016 2:25:15CET

LA PAZ, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha denunciado este lunes las contradicciones presentes en las declaraciones de diferentes autoridades chilenas en relación a la supuesta base militar de Cariquima, a unos 15 kilómetros de la frontera con Bolivia, y ha advertido de que la "buena vecindad" no se construye "con misiles y con tanques".

Estas declaraciones del presidente boliviano llegan un día después de que el ministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, negara la existencia de dicha base e insistiera en que lo que sí ha habido "es una intensificación del patrullaje militar en territorio chileno para impedir los ataques contra civiles, robos, contrabando y narcotráfico provenientes de Bolivia".

"El canciller de Chile dice que no existe esa supuesta base militar, dice que se ha intensificado el patrullaje en la frontera. Sin embargo, queremos demostrar la contradicción entre autoridades chilenas, en documentos oficiales del Ministerio de Defensa de Chile se indica la base militar de Cariquima", ha explicado.

"Una cosa dice el canciller de Chile, otra cosa dice el ministro de Defensa y otra cosa dicen los comandantes", ha continuado. "No puedo entender que el contrabando o la delincuencia se combatan con tanques y aviones. Hay una base militar, como confirman los comandantes, el ministro de Defensa y otra cosa dice el canciller", ha insistido, en declaraciones recogidas por el diario biliviano 'El Deber'.

CONFLICTO POR EL SILALA

El presidente, ante los medios, ha reiterado que esta medida supone una "agresión" que Chile ha llevado a cabo como respuesta al anuncio por parte de Bolivia de su intención de defender los derechos soberanos del país con respecto a las aguas del Silala.

El Silala es un río que nace en Bolivia y recorre Chile hasta verter al océano Pacífico, a cuya cuenca hidrográfica pertenece. La Paz denuncia que su vecino ha desviado las aguas a través de una conducción artificial, mientras que Santiago sostiene que es un cauce natural. El uso de las aguas del río es una cuestión que Bolivia llevará, según anunció a finales de marzo, ante la Corte Internacional de Justicia.

En este contexto, Morales ha insistido en que "la buena hermandad no se construye con tanques ni misiles" y que para los bolivianos "es importante el diálogo". "Queremos ser buenos vecinos, queremos construir una amistad para compartir lo poco que tenemos", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies