Morales inicia hoy el reparto de tierras a campesinos pobres y comunidades indígenas en el este de Bolivia

Actualizado 03/06/2006 19:03:50 CET

LA PAZ, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, iniciará hoy sábado un vasto plan de reparto de tierras a campesinos pobres y comunidades indígenas en regiones del este del país, según confirmó su portavoz, Alex Contreras.

Los primeros títulos agrarios serán entregados durante una concentración de campesinos en la ciudad de Santa Cruz, en el este del país, agregó el portavoz. "Las tierras que comenzarán a ser redistribuidas en lo que el Gobierno ha venido en llamar una nueva revolución agraria, no son latifundios confiscados, sino tierras que fueron saneadas en los últimos años", explicó Contreras a la AP.

Morales eligió la próspera y extensa región de Santa Cruz para iniciar su plan, en un abierto desafío a las poderosas organizaciones de productores agropecuarios asentados en ese departamento que se oponen a su programa.

Una reunión entre esas organizaciones, el gobierno y campesinos acabó sin resultados el viernes por abiertas discrepancias.

La Confederación de Agropecuarios (Confeagro), que reúne a las empresarios del sector, amenazó el martes con crear "comités de autodefensa" para frenar eventuales ocupaciones de sus tierras. Al mismo tiempo, advirtió de que el reparto de fincas sin acuerdo con todos los sectores podría conducir a "enfrentamientos entre bolivianos".

La primera etapa del programa gubernamental establece el reparto de tres millones de hectáreas, pero no incluye confiscaciones de tierras privadas. Más adelante podría afectar a latifundios considerados no productivos que el Gobierno se propone revertir al Estado.

Morales anunció que en sus cinco años de Gobierno tiene previsto redistribuir 20 millones de hectáreas de tierras a campesinos pobres y comunidades indígenas.

El presidente ya nacionalizó los hidrocarburos el 1 de mayo y con su reforma agraria se propone luchar contra la pobreza que sobre todo castiga a campesinos, pero sus opositores señalan que también busca réditos políticos con el objetivo de lograr amplia mayoría en las elecciones para la Asamblea Constituyente el 2 de julio.