MSF aplaude la "vital" labor de los médicos de Ghuta Oriental: "¿Qué habría pasado si no hubierais estado?"

Médicos atienden a un paciente en un hospital de campaña en Duma / ARCHIVO
REUTERS / BASSAM KHABIEH
Actualizado 29/03/2018 9:07:29 CET

"Sois la razón por la que una parte de la Humanidad sigue viva", subraya la ONG

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora de operaciones de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Siria, Lorena Bilbao, ha escrito una carta dirigida a los médicos de Ghuta Oriental para destacar la "vital" labor que han llevado a cabo, a pesar de los constantes ataques aéreos y de artillería contra este enclave rebelde, víctima del asedio impuesto por el Gobierno de Bashar al Assad.

"Ha pasado más de un mes desde que el Gobierno sirio y sus aliados intensificaron su ofensiva militar en Ghuta Oriental. Han sido más de 30 días de bombardeos y fuego de artillería implacables tras más cinco años de intenso asedio. Semana tras semana, hemos intentado apoyaros mientras recibíais miles de heridos y muertos en vuestros hospitales. Día tras día os hemos escuchado describir cómo crecía vuestro nivel de agotamiento y desesperación", cuenta Bilbao.

La cooperante lamenta que, a pesar de los llamamientos a todas las partes para que cesaran los combates y de los intentos de ayudar "desde la distancia", "poco a poco" volvieron a encontrarse con "límites" a la capacidad de MSF para asistir tanto al personal como a los centros médicos de Ghuta Oriental, justo "cuando mayores eran las necesidades".

"Para una organización que se enorgullece de estar cerca del personal médico y de los pacientes, nos costó asumir la idea de que solo podríamos ayudaros a través de erráticas conversaciones de WhatsApp y suministros insuficientes, incluso cuando hacíais frente a diario a la llegada de víctimas en masa", confiesa.

Bilbao señala que actualmente la capacidad de la ONG para prestar atención médica en Ghuta Oriental "es casi inexistente". "Hemos pasado de apoyar a 20 clínicas y hospitales al comienzo de esta ofensiva a, solo un mes después, asistir a un solo centro y no poder proporcionar suministros médicos", indica.

"Las 19 instalaciones restantes cerraron, quedaron fuera de servicio a causa de los daños tras ser golpeadas repetidamente durante la ofensiva, o fueron abandonadas después de que las fuerzas gubernamentales recuperaran la zona", detalla. Sin embargo, "las necesidades médicas siguen siendo inmensas y la razón es sencilla: las personas no desaparecen cuando cambian las líneas del frente".

En este difícil contexto, Bilbao destaca "lo vital" que resulta el trabajo de los médicos en este suburbio de Damasco. "Si bien las cifras de víctimas mortales siguen aumentando, pocas personas se dan cuenta de cuántas vidas se salvan al mismo tiempo ¿Qué hubiera pasado si no hubierais estado allí? ¿Cuántas más personas habrían fallecido cada día?", plantea.

También llama la atención sobre el hecho de que en las "breves pausas para salir del trabajo" los médicos de Ghuta Oriental se enfrentan al mismo "horror" que los pacientes que tienden y, por ello, expresa su "admiración": "Vuestra dedicación eterna es una lección de humildad para todos nosotros".

A este respecto, recuerda un mensaje enviado hace dos semanas por un compañero sirio que tuvo que huir con su familia en medio de la noche. "Nos contó cómo la gente hacía lo imposible por avanzar por la calle (...) Nos habló de su alivio cuando pensó que había llegado a un lugar seguro. Pero el bombardeo comenzó de nuevo (...) 'Mis hijos, mi esposa y todas las personas a mi alrededor podrían morir en cualquier momento y no puedo hacer nada'", decía el mensaje.

SIN ACCESO HUMANITARIO

Bilbao aprovecha para recordar que en los siete años que suma la guerra civil en Siria MSF ha intentado "sin descanso" acceder a otras zonas del país que requerían ayuda médica y humanitaria, "independientemente de quién las controlara", pero no ha podido hacerlo en las áreas custodiadas por el Gobierno. "Simple y llanamente no nos han dado autorización", reprocha.

"Ante el aumento de las necesidades médicas sin cubrir en áreas que estaban fuera del control del Gobierno, como Ghuta Oriental", explica, "optamos por poner en marcha actividades médicas sin autorización oficial". "Nunca fue la forma ideal de apoyar la atención sanitaria ni de proporcionar equipos, suministros, medicamentos o el asesoramiento adecuado, pero hicimos lo que estaba a nuestro alcance dadas las circunstancias", defiende.

Bilbao asegura que, pese a las "dificultades", MSF seguirá intentando apoyar a los médicos sirios. "Seguiremos tratando de obtener acceso a las áreas donde la ayuda médica y humanitaria sea más necesaria y haremos todo lo posible para ayudaros a salvar vidas. Incluso con un acceso extremadamente restringido, continuaremos ofreciendo todo el apoyo técnico y moral del que seamos capaces. Y así perseveraremos hasta que podamos hacer más", promete.

Todo ello, apunta, es porque "sabemos lo crucial que es vuestra profesión, sin importar el lugar de Siria donde os encontréis, ya sea en Ghuta Oriental o en cualquier otra zona". "Si el nivel de brutalidad ha llevado a la Humanidad al borde del colapso, vosotros sois la razón por la que una parte de ésta sigue viva", concluye.

Contador