MSF denuncia bombardeos "absolutamente inaceptables" en centros sanitarios de Donetsk

Reparto de ayuda de MSF en Donetsk (Ucrania)
MANU BRABO / MÉDICOS SIN FRONTERAS
Publicado 23/01/2015 21:06:43CET

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado el "absolutamente inaceptable" bombardeo de centros sanitarios de Donestk, en una ofensiva que coincide con el recrudecimiento de las hostilidades en Ucrania. MSF advierte de que la situación para los civiles atrapados en las zonas de conflicto resulta cada vez más difícil.

La ONG detalla que el pasado 19 de enero, el hospital número 3 de Donetsk, en el que opera MSF, recibió el impacto de un misil, a pesar de encontrarse en pleno centro de la ciudad, a siete kilómetros del frente de guerra.

"El bombardeo de las estructuras médicas, tanto si es indiscriminado como planificado, es absolutamente inaceptable", denuncia Loïc Jaeger, coordinador de los proyectos de MSF en Ucrania.

"Cuando las estructuras sanitarias resultan dañadas, no son solo los heridos quienes dejan de recibir tratamiento. Las mujeres embarazadas, los niños enfermos y la gente con patologías crónicas como diabetes, cardiopatías o hipertensión también se quedarán sin él el día de mañana", advierte.

Además, Jaeger hace un llamamiento a todas las partes involucrados en el conflicto para "asegurar que los hospitales y el personal sanitario sean respetados".

MSF critica que el pasado 14 de enero, un orfanato que acogía a personas con discapacidad mental en Slavyanoserbsk, en la región de Lugansk, que también recibe suministros de material de MSF, quedó muy dañado después de que la ciudad fuera pasto de un intenso bombardeo.

"UNA PRESIÓN INMENSA"

El recrudecimiento del conflicto supone afrontar mayores dificultades para tratar a los heridos con suministros cada vez más escasos, si bien la ONG ha ampliado su cobertura, los intensos combates están impidiendo llegar a las zonas más castigadas.

"Los trabajadores sanitarios llevan meses soportando una presión inmensa, con miles de heridos y desplazados", explica Jaeger, quien describe la desesperación que experimentan los sanitarios que trabajan en la zona.

Por último, MSF ha censurado la intensificación de los combates, que ha supuesto agravar lo que ya era una carencia absoluta de medicamentos esenciales como antibióticos, analgésicos y materiales e instrumental quirúrgicos.

Los directores de los hospitales de Donetsk, Stakhanov, Pervomaisk y Novoaidar, a los que MSF suministra material médico desde el inicio del conflicto, han informado del aumento del número de civiles ingresados desde que el pasado 13 de enero se reiniciaran los combates más graves.

Coincidiendo con la nueva ofensiva, los equipos de MSF han abastecido a estos centros y a otros siete hospitales en ambos lados del frente para asegurar que los médicos disponen de material suficiente para tratar hasta a 500 pacientes.

Desde el inicio del conflicto en el este de Ucrania, los equipos de MSF han facilitado asistencia a instalaciones sanitarias de las regiones de Donetsk y Lugansk y llevan a cabo actividades de salud mental. Los equipos han suministrado medicamentos y material higiénico a 70 centros de salud en ambos lados del frente para tratar a 13.500 heridos y proporciona apoyo a centros de atención primaria y maternidades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies