MSF prepara actividades de emergencia ante el aumento de la violencia en Nigeria

Vacunación niña médicos sin fronteras
MSF
Publicado 04/02/2015 18:47:04CET

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha anunciado que está desarrollando un plan de emergencia y está reforzando su capacidad quirúrgica en el norte de Nigeria, coincidiendo con la ofensiva en las últimas semanas del grupo armado Boko Haram sobre la ciudad de Maiduguri.

MSF ha denunciado que la situación en esa zona del país se ha deteriorado en los últimos cuatro años y desafortunadamente no se prevé que mejore, pese a las elecciones presidenciales de este mes de febrero. La inseguridad que se respira en todo el área de Baga impide que las organizaciones humanitarias, incluida MSF, puedan trabajar o desplazarse por la región.

Por esta razón, y previendo la posible llegada de nuevos heridos a sus hospitales, MSF está ofreciendo apoyo al hospital de Maiduguri mediante el suministro de material médico. Además, está preparando el lanzamiento, en las próximas semanas, de una campaña de vacunación.

A la situación de violencia le sigue el aumento de personas desplazadas, un drama social que supone una gran presión sobre los recursos disponibles y los pocos servicios existentes en particular en los centros de salud, que ya de por sí sufrían grandes dificultades para mantenerse con una mínima capacidad de funcionamiento.

MSF cuenta con tres campos de refugiados en Maiduguri que albergan entre 10.000 y 15.000 personas, convirtiéndose así en los mayores de la región. En los últimos dos meses la organización ha realizado alrededor de 10.000 consultas médicas en estos campos.

MSF advierte del miedo a los ataques por parte del grupo armado también ha provocado desplazamientos "preventivos", sobre todo en la ciudad de Mongono, una zona aislada que cuenta con una población de 300.000 personas y que está situada a unos 100 kilómetros de Maiduguri.

Tras la llegada de los desplazados de Baga, los equipos de MSF están evaluando también las necesidades en el campo "Teacher Village", donde ya ha puesto en marcha una clínica, actividades médicas ambulatorias (tratamiento contra la desnutrición y visitas prenatales), además de un sistema de transferencias a los hospitales de la ciudad para los casos más graves.

MSF se encarga también de la construcción de sistemas de abastecimiento de agua potable en otros 10 campos de desplazados y de la puesta en marcha de un centro hospitalario con una capacidad de 10 camas en la ciudad de Maiduguri. El pasado mes de diciembre, MSF dio respuesta a una epidemia de cólera aparecida tanto en Diffa como en otra localidad llamada Chatimari, a la que también han llegado muchos de los refugiados.

La respuesta consistió en la instalación de puntos de tratamiento de cólera con letrinas, duchas, áreas de lavado y secado, área de gestión de residuos y un punto de rehidratación oral preventiva. MSF también ofreció formación al personal local de los diversos centros de salud sobre cómo clorar agua en las estaciones de rehidratación y sobre cómo desinfectar viviendas.

La organización humanitaria también ha señalado la difícil situación en las comunidades receptoras, que ha provocado un aumento en la necesidad de alimentos y en la necesidad de atención médica para ambas poblaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies