MSF y SOS Méditerranée acusan a Libia de arriesgar la vida de los migrantes tras disparar al aire en un rescate

Rescate en el mar Mediterráneo
TWITTER DE MSF
Publicado 25/05/2017 2:04:24CET

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones no gubernamentales Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée, que participan en las operaciones de rescate en el Mediterráneo, han acusado a la Guardia Costera de Libia de poner en peligro la vida de los migrantes que estaban siendo rescatados el martes al realizar disparos al aire.

La ONG alemana Jugend Rettet Iuventa denunció en la víspera que un barco que aparentemente pertenecía a los guardacostas libios había realizado el martes varios disparos durante un operativo en el mar Mediterráneo para rescatar a cerca de un millar de inmigrantes.

En un comunicado, MSF y SOS Méditerranée, que el martes confirmaron que había sido una jornada "difícil" pero que entonces no mencionaron el incidente, han explicado que la Guardia Costera se aproximó a los barcos, "intimidando a los pasajeros y disparando al aire", acción con la que "amenazaron la vida de las personas y generaron el caos".

La gestora de operaciones de MSF Annemarie Loof ha explicado que los equipos de ambas ONG habían sido alertados de la posición de los barcos que estaban en peligro.

"Los equipos distribuyeron chalecos salvavidas a los pasajeros para preparar el rescate. Más de 20 pasajeros fueron llevados al 'Aquarius', el barco de búsqueda y rescate operado por ambas organizaciones", han explicado los dos grupos en el comunicado.

El resto de pasajeros, han continuado, seguían en el barco que estaba siendo rescatado, mientras los integrantes de los equipos de rescate se dirigieron hacia otra embarcación que se encontraba en una situación más peligrosa.

Fue entonces cuando una embarcación de la Guardia Costera libia armada se aproximó. "Dos guardacostas libios, con uniformes y armados, embarcaron en una de las lanchas de goma. Les cogieron los teléfonos móviles, el dinero y otras pertenencias", ha señalado Loof.

La gente "sintió amenazada", ha explicado, indicando que los pasajeros, "aterrados por la actitud agresiva de los guardacostas", entraron en pánico en una situación que acabó con más de 60 personas en el agua.

"Muchos pasajeros --que, afortunadamente, ya habían recibido sus chalecos salvavidas antes de que comenzaran los disparos-- saltaron de los barcos al agua aterrados", ha añadido. "Nuestros equipos lograron sacar a 67 personas del agua mientras (los guardacostas) disparaban al aire. Es un milagro que nadie resultara herido ni se ahogara", ha aseverado.

Loof ha acusado a la Guardia Costera del país norteafricano de mostrar "poco respeto por el bienestar de la gente que iba en los barcos en peligro". "Su comportamiento fue imprudente, si no directamente amenazante, hacia la gente que iba en las embarcaciones", ha criticado.

Asimismo, la trabajadora de MSF ha señalado que teniendo en cuenta que la Guardia Costera libia "ha recibido entrenamiento y apoyo de la Unión Europea", este incidente es aún más "preocupante".

"Creemos que las autoridades europeas e italianas no deberían apoyar a los guardacostas libios, ni directa ni indirectamente", ha advertido. "Este apoyo está poniendo en peligro la vida de las personas", ha remachado.

No obstante y a pesar de la caótica situación, tanto MSF como SOS Méditerranée fueron capaces de salvar a un total de 1.004 personas, entre ellos un bebé de tan sólo dos semanas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies