La MUD aclara que la prioridad no es echar a Maduro de la Presidencia

Publicado 11/12/2015 19:06:05CET

CARACAS, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Julio Borges, diputado de Primero Justicia, uno de los partidos políticos que forman la Mesa de Unidad Democrática (MUD), ha aclarado este viernes que la prioridad de la coalición opositora ahora que ha conseguido el control de la Asamblea Nacional no es derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, sino "mejorar la economía".

"Aquí no venimos a aniquilar a nadie, el puñetazo lo da la gente y es el puñetazo electoral. Nosotros debemos asumir con humildad el triunfo. Ya logramos unir a la oposición, ahora toca unir al país", ha dicho Borges en una entrevista publicada en el diario venezolano 'El Nacional'.

Borges ha indicado que "todo tiene sus dinámicas", subrayando que "lo que parece más corto a veces es lo más largo", aludiendo así a la posibilidad de aprobar un refrendo revocatorio para cesar a Maduro, algo que el Parlamento solo podría hacer a partir de 2016 --en el ecuador del mandato-- y que tendría que ser aprobado en consulta popular.

"Si sustituimos un sectarismo por otro sectarismo, estamos leyendo mal las cosas", ha considerando, apuntando que "lo primordial es persuadir al país de que hay que cambiar radicalmente el modelo económico, el ejercicio de los Derechos Humanos y la democracia".

Así, para Borges "lo importante es que ahora Venezuela tiene un volcán delante de sí, que es el volcán económico, y necesita que tengamos los cambios necesarios inmediatos". "Nosotros vamos a presionar para que sede cambios concretos para que la economía mejore", ha prometido.

Además, ha advertido al Gobierno de que tendrá que "metabolizar" esta victoria electoral de la MUD. "El Gobierno niega la realidad, pero tendrá que asimilar y aceptar que es él quien debe dar los pasos más importantes para el cambio (...) Debe decidir si será parte del cambio o un tapón", ha dicho.

Borges, que suena como el próximo presidente de la Asamblea Nacional --y ha admitido que le gustaría asumir el cargo--, ha reconocido que le "sorprendió" el triunfo de la MUD en las urnas porque solo contaban con un "máximo" de 100 escaños, lejos de los dos tercios que le dan los 112 diputados conseguidos.

Interrogado sobre el futuro del 'chavismo' ha considerado que no está derrotado. "Está sufriendo un proceso interno muy duro y, si no se reinventan, tienen el peligro de desaparecer", ha alertado, al tiempo que ha augurado que podría convertir a la Asamblea Nacional en su nuevo rival porque "siempre necesita un enemigo externo a quien culpar de todo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies