La MUD asegura que está "lista" para reanudar el diálogo pero solo si hay mediación internacional

Actualizado 13/11/2017 18:07:16 CET

CARACAS, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El jefe negociador de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Luis Florido, ha reiterado este lunes que la coalición opositora está "lista" para reanudar el próximo miércoles en República Dominicana el diálogo con el Gobierno pero ha subrayado que solo lo hará si hay mediación internacional.

Florido y su homólogo del Gobierno, Jorge Rodríguez, anunciaron la semana pasada que habían acordado reanudar el diálogo el 15 de noviembre en Santo Domingo con seis países como mediadores: Chile, México y Paraguay, por parte de la MUD, y Nicaragua y Bolivia, por parte del Palacio de Miraflores, a falta de que designen a un tercero.

Florido ha aseverado este lunes en una entrevista concedida a Globovisión que la MUD sigue "lista", si bien ha expresado su inquietud por el hecho de que el Ejecutivo todavía no haya anunciado cuál será su tercer país y los problemas que ello plantea.

"Esperamos que sea un proceso (...) con participación de los cancilleres (ministros de Exteriores) de Chile, Paraguay, México y los países invitados por el Gobierno, que hasta ahora son Bolivia y Nicaragua, para que sean garantes del cumplimiento" de los acuerdos alcanzados, ha dicho.

El representante opositor ha expresado sus dudas sobre la posibilidad de que realmente el diálogo pueda retomarse este miércoles, dado que se debe invitar con "tiempo" a los ministros de Exteriores de estos seis países porque "tienen distintas agendas".

Por otro lado, interrogado sobre la pugna interna que este nuevo diálogo ha desatado en la MUD, Florido ha insistido en que la única solución a la crisis que sufre Venezuela pasa por "una negociación internacional". Lo explicaremos "hasta que tarde o temprano lo entiendan", ha dicho sobre los partidos díscolos de la MUD.

CITA EN SANTO DOMINGO

En los últimos años, Gobierno y oposición han tratado de llegar a un acuerdo en múltiples ocasiones, pero sin éxito. El intento más reciente descarriló en enero por acusaciones mutuas de incumplimiento sobre los primeros puntos de consenso. En septiembre hubo "contactos exploratorios" en República Dominicana, aunque tampoco prosperaron.

Parte de la MUD dio por cerrada la vía del diálogo a principio de año e insiste en que el único camino posible para precipitar la caída de Maduro es mantener la presión en la calle para que la comunidad internacional fuerce unas elecciones presidenciales anticipadas.

Sin embargo, el sector más conservador, asume que el Gobierno no adelantará el calendario electoral y apuesta por encontrar soluciones temporales a la crisis venezolana para prepararse para el asalto a Miraflores en las elecciones presidenciales de 2018.

Las continuas fricciones entre la veintena de partidos políticos que integran la MUD hacen temer que la coalición opositora se desmembre y pierda la fuerza que ha acumulado como bloque, tanto dentro como fuera de las fronteras de Venezuela, en estos años.

De hecho, Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Vente Venezuela --los principales partidos de la MUD-- han anunciado que no participarán en las elecciones municipales y a la Gobernación de Zulia previstas para el 10 de diciembre, mientras la coalición guarda silencio sobre este asunto.