Muere el clérigo norirlandés que socorrió a los civiles el 'Domingo Sangriento'

Edward Daly
REUTERS
Actualizado 08/08/2016 18:19:04 CET

BELFAST, 8 Ago. (Reuters/EP) -

Edward Daly, clérigo católico de Derry, Irlanda del Norte, ha muerto este lunes a sus 82 años a causa de un cáncer, tras haber pasado a la historia por una imagen icónica en la que aparece socorriendo a las víctimas civiles del 'Domingo Sangriento'.

En el contexto del conflicto de Irlanda del Norte, el 30 de enero de 1972 el Regimiento de Paracaidistas británico abrió fuego contra una manifestación católica, matando a 13 personas. Daly se convirtió en el símbolo de la justicia de aquel día, rechazada en primera instancia por las autoridades, si bien una investigación llevada a cabo en 2010 concluyó que no había motivo alguno para abrir fuego, lo que llevó al ex primer ministro David Cameron a pedir disculpas públicas.

Las muertes del 'Domingo Sangriento' cambiaron la evolución del conflicto, aumentando la violencia del Ejército Republicano Irlandés, el IRA, en su intento de que Irlanda del Norte se separara de Reino Unido y se uniera a Irlanda.

El acuerdo de paz de 1998 llegó cuando más de 3.600 personas ya habían muerto a causa de la violencia que enfrentó a los católicos, que querían una Irlanda unida, frente a los lealistas, en su mayoría protestantes, que querían seguir formando parte de Reino Unido.

Daly luchaba por los derechos de las víctimas del conflicto, entre los que se encontraban los conocidos como seis de Birmingham, que fueron condenados erróneamente a 16 años de prisión por un supuesto ataque en dos pubs.

"El obispo Edward será recordado como un valiente constructor de paz", ha declarado el arzobispo Eamon Martin. "Su defensa incansable le valió el respeto de unos y las sospechas de otros", ha apostillado.

El viceprimer ministro de Irlanda del Norte, Martin McGuinnes, que admitió haber sido un miembro activo del IRA, ha asegurado que Daly fue "un bien constante en el curso de los extraños últimos 40 años" y ha remarcado que criticó tanto al IRA como a las otras partes del conflicto.

El secretario de Estado de Irlanda del Norte, James Brokenshire, ha declarado que Daly "fue una figura icónica de la vida civil, y será recordado por mucho tiempo como el clérigo que trabajó sin descanso para promover la paz para todos".