Muere un comandante talibán en una operación de los servicios de Inteligencia en el este de Afganistán

Soldados del Ejército afgano
OMAR SOBHANI / REUTERS - Archivo
Publicado 08/03/2018 18:29:34CET

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un comandante de los talibán y otro alto cargo del grupo insurgente murieron el miércoles en una operación de los servicios de Inteligencia de Afganistán en la provincia de Nangarhar (este), según han confirmado este jueves las autoridades.

El gobierno provincial ha indicado que la operación, que fue llevada a cabo en el distrito de Surj Rod, se saldó con un total de cinco muertos, un herido y dos detenidos.

Asimismo, las autoridades se incautaron y destruyeron un vehículo, cuatro motocicletas, armas y munición, según ha informado la agencia afgana de noticias Jaama Press.

Durante la jornada de este jueves, más de una veintena de talibán paquistaníes han muerto como consecuencia de un ataque perpetrado con un dron sobre un campo de entrenamiento situado en la provincia de Kunar (este), según fuentes de los servicios de Inteligencia de Pakistán.

El ataque ha tenido lugar en la localidad afgana de Saresha Sultan Shah y se ha saldado con la muerte de al menos dos altos cargos del movimiento Tehrik-i Taliban Pakistan (TTP) identificados como Gul Mohamad y Qari Yaseen --este último "principal formador de terroristas suicidas"--. Según las fuentes, el bombardeo ha coincidido con una visita de dirigentes del TPP previa al traslado de milicianos a Pakistán.

Los talibán han confirmado el incidente y han cifrado en más de una docena los fallecidos, pero han negado que entre las víctimas figure Fazlulá Jorasani, al que las fuentes paquistaníes sitúan también en la lista de víctimas mortales. Jorasani es hijo del líder del TTP.

En febrero, un supuesto ataque estadounidense mató al 'número dos' de los TTP en el lado paquistaní de la frontera. Los dos países vecinos se acusan mutuamente de acoger en su territorio a terroristas y Estados Unidos ha señalado directamente a Pakistán por su supuesta falta de compromiso en la lucha contra estos grupos.