Muere una persona y otras tres resultan heridas en dos ataques en los alrededores de Bagdad

Atentado en Bagdad
KHALID AL MOUSILY / REUTERS
Publicado 06/02/2018 1:52:41CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos una persona ha muerto y otras tres han resultado heridas a causa de dos ataques perpetrados durante la jornada en los alrededores de la capital de Irak, Bagdad, según han informado fuentes de seguridad.

En un primer suceso, al menos una persona ha muerto y otra ha resultado herida en un ataque con granada contra una vivienda en la región de Al Shoala, situada al noroeste de la capital.

Posteriormente, dos personas han resultado heridas a causa de la explosión de una bomba cerca de una tienda en la región de Al Uardiya, al sur de Bagdad, tal y como ha recogido el portal local de noticias Baghdad Today.

Horas antes, al menos una persona había muerto y seis más habían resultado heridas en un atentado con bomba perpetrado en una calle comercial del barrio de Al Tarmia, en el norte de Bagdad.

Por otra parte, un policía ha muerto y un recluta ha resultado herido en otro atentado con bomba perpetrado al paso de una patrulla policial al sur de Kirkuk (norte).

Durante la jornada, al menos seis presuntos miembros del grupo yihadista Estado Islámico han muerto en una operación de las fuerzas de seguridad llevada a cabo al oeste de Kirkuk.

Por el momento ningún grupo ha reivindicado la autoría de los ataques, si bien Estado Islámico perpetra con frecuencia atentados contra objetivos civiles y las fuerzas de seguridad en Bagdad y otras partes del país. Desde el inicio del año se han registrado atentados prácticamente diarios en Bagdad y sus alrededores.

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, anunció el 9 de diciembre el "fin de la guerra" contra Estado Islámico en el país, después de que los militares recuperaran los últimos bastiones que aún permanecían bajo control de la organización yihadista.

Al Abadi ya anunció el 21 de noviembre la derrota militar de Estado Islámico y avanzó que su Gobierno confirmaría la victoria definitiva sobre el grupo extremista después de finalizar la persecución de sus fuerzas, dispersas en la provincia de Anbar.