Mueren 15 personas, entre ellas doce niños, por deshidratación y enfermedades en el sur de Siria, según la OMS

Desplazados internos de Deraa en Quneitra
REUTERS / ALAA FAQIR
Publicado 12/07/2018 19:42:27CET

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos 15 personas, entre ellas doce niños, han muerto en la última semana en el sur de Siria a causa de la deshidratación y enfermedades transmitidas por el agua contaminada, según ha informado este jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha cifrado en 210.000 los desplazados a causa de los últimos combates en la zona.

El organismo ha indicado en su comunicado que cerca de 160.000 desplazados han quedado sin acceso a servicios sanitarios, lo que incrementa la preocupación sobre su salud, al tiempo que ha recalcado que "la población de Deraa y Quneitra está esperando a que la comunidad humanitaria llegue a ellos con ayuda que se necesita con urgencia".

"No podemos decepcionarles. Se debe garantizar el acceso", ha dicho Michel Thieren, director regional de Emergencias de la OMS. "Pedimos a las partes que abran la puerta a la gente en el sur de Siria y permitan la entrega de las medicinas y suministros médicos que necesitan, así como un corredor seguro para los pacientes heridos a hospitales fuera de la zona para que se les pueda salvar la vida".

En este sentido, ha detallado que la mayoría de los desplazados ha quedado expuestas a unas temperaturas de hasta 45 grados centígrados y a los vientos del desierto.

Asimismo, ha apuntado que casi el 75 por ciento de los hospitales y centros sanitarios públicos de Deraa y Quneitra están cerrados u operan sólo parcialmente, lo que ha dejado a heridos, niños y embarazadas con un acceso limitado a la atención médica.

La OMS ha resaltado que está dando apoyo a organizaciones sanitarias, hospitales y centros sanitarios para el tratamiento de 200.000 personas, al tiempo que se llevan a cabo campañas de vacunación junto a las autoridades sanitarias.

Contador