Mueren 433 personas, entre ellos 79 niños, en 2017 a causa del conflicto en Libia

Milicias en Libia
REUTERS / ANIS MILI
Publicado 02/01/2018 7:19:01CET

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un total de 433 personas, entre ellas 79 niños murieron en Libia en 2017 debido al conflicto en el país africano, según ha informado este lunes la Comisión Nacional por los Derechos Humanos en Libia (NCHRL) en su informe anual.

En el mismo ha indicado que 175 civiles han muerto a causa de explosivos y minas, mientras que otros 75 han muerto a causa de los enfrentamientos y violencia en zonas residenciales en la capital, Trípoli, y otras ciudades del país.

Asimismo, el organismo ha denunciado la ejecución extrajudicial de 201 personas y la desaparición forzosa o arresto arbitrario de otras 143 personas, a las que hay que sumar 186 secuestrados.

La NCHRL ha recogido en su informe 34 casos de ataques y arresto arbitrario contra periodistas y activistas pro Derechos Humanos, así como otros 15 ataques contra centros de salud del país.

"La gente en Libia sigue atravesando duras condiciones y la mayoría, cerca de un tercio de la población, se ha visto afectada negativamente por el deterioro de las condiciones humanitarias", ha señalado.

En este sentido, ha destacado que 3,5 millones de libios, entre ellos más de 390.000 desplazados internos "necesitan inmediatamente ayuda", recalcando que "el problema está relacionado con la persistencia de la crisis política en Libia".

El organismo ha remachado que entre las razones de la crisis humanitaria figura el colapso del sistema sanitario, la devaluacuón del dinar libio, el aumento de los precio de los productos básicos y la falta de efectivos en los bancos del país.

El gobierno de unidad surgido tras un acuerdo mediado por Naciones Unidas se instaló en 2016 en la capital para intentar unificar el país políticamente, aunque por el momento la situación sigue altamente fragmentada.

El gobierno asentado en el este del país ha rechazado la autoridad del gobierno de unidad y el Ejército leal a este Ejecutivo, encabezado por el mariscal de campo Jalifa Haftar, ha realizado avances hacia el oeste y el sur del país en los últimos meses.