Mueren cuatro civiles y cinco son secuestrados en un ataque contra un autobús en el sur de Somalia

Publicado 22/03/2018 19:07:52CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos cuatro civiles han muerto y otros cinco han sido secuestrados este jueves en un ataque contra un autobús en el área somalí de Lantaburo, ubicada en la provincia de Bajo Shabelle (sur), según la Policía.

Residentes citados por la emisora local Radio Shabelle han detallado que un grupo de hombres armados con fusiles de asalto han abierto fuego contra el vehículo y han raptado a cinco personas.

Fuentes oficiales citadas por la emisora han señalado que entre las víctimas mortales hay niños, si bien aún no han sido identificadas. Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque.

El suceso ha tenido lugar poco después de la muerte de al menos catorce personas a causa de una explosión registrada junto a un hotel de la capital del país, Mogadiscio, tras la cual se ha producido un tiroteo.

El ataque ha tenido lugar en las inmediaciones del hotel Wehliye, un popular establecimiento de la ciudad.

La milicia islamista Al Shabaab ha asumido la autoría del atentado. "Hemos matado a diez personas, entre ellas militares y agentes", ha asegurado un portavoz militar de la organización en declaraciones a la agencia de noticias Reuters.

El grupo aspira a derrocar al Gobierno somalí para imponer la estricta visión de la 'sharia' o ley islámica, así como a expulsar a las fuerzas militares internacionales.

Somalia hace frente a un aumento del número de ataques por parte de Al Shabaab --vinculada a la organización terrorista Al Qaeda--, tanto en la capital como en otras zonas del sur del país.

A mediados de noviembre, el primer ministro de Somalia, Hasán Alí Jaire, prometió derrotar a la milicia islamista y expulsarla de las zonas que controla en el sur y el centro del país.

Apenas una semana antes, el ministro de Información somalí, Abdurahman Omar Osman, aseguró que Al Shabaab había sido derrotada militarmente, recalcando que el grupo será vencido totalmente dentro de poco.

El presidente somalí, Mohamed Abdullahi Mohamed, pidió a finales de octubre ayuda a los países de la región para intentar derrotar a la milicia islamista, recalcando que "esta amenaza no existe sólo para Somalia, sino también para todos los países vecinos".