Mueren cuatro personas en dos días de enfrentamientos entre milicias rivales en Zawiya

Actualizado 07/07/2015 6:39:10 CET

TRÍPOLI, 8 Ago. (Reuters/EP) -

Al menos cuatro personas han muerto en los últimos dos días en los enfrentamientos registrados entre milicias rivales en la localidad libia de Zawiya, ubicada cerca de la frontera con Túnez, según han informado fuentes locales.

Los combates en Zawiya son parte de la lucha entre dos confederaciones de antiguos rebeldes y sus aliados políticos, cuyas rivalidades han derivado en enfrentamientos en varios puntos del país --y especialmente en Trípoli y Benghazi--, causando más de 200 muertos en las últimas tres semanas.

Las brigadas aliadas a la ciudad de Zintan y sus unidades anti islamistas Qaaqaa y Al Sawaiq están combatiendo contra las brigadas del Escudo de Libia, de tendencia islamista y leales a la localidad de Misrata, que argumentan estar combatiendo contra antiguos aliados del exlíder Muamar Gadafi.

"Cuatro personas han muerto y otras nueve han resultado heridas cuando las milicias Warshafana (de Zintan), aliadas con las brigadas Qaaqaa y Al Sawaiq han atacado a las del Escudo Occidental", ha dicho el presidente del consejo local de Zawiya, Abdelkarim Salem al Beh.

Por su parte, el director del puerto de Zawiya, Yusef Hamza, ha dicho que las instalaciones "operan con normalidad", ya que, según ha detallado, los enfrentamientos están teniendo lugar a unos 20 kilómetros del puerto.

El nuevo Parlamento libio abogó el miércoles por un alto el fuego supervisado por Naciones Unidas para poner fin a los enfrentamientos en el país, si bien los detalles de la propuesta no han sido hechos públicos, y no está claro que las milicias enfrentadas vayan a aceptar la decisión.

Los aliados de Libia en el mundo occidental, que respaldaron en 2011 la intervención de la OTAN contra el Gobierno de Gadafi, han expresado su deseo de que el nuevo Parlamento pueda sacar al país del estancamiento político y la violencia.

Sin embargo, tanto Naciones Unidas, como Estados Unidos y la mayoría de los países europeos han cerrado sus embajadas en el país y procedido a la evacuación de su personal. Además, no está claro si la ONU aceptaría un papel de mediación.

El nuevo Parlamento libio eligió el lunes a Aguila Salé Iissa, un parlamentario independiente por la localidad de Al Qobba (este), como nuevo presidente del organismo. El martes eligió a Imhemed Shaib como primer vicepresidente y a Ahmed Huma como segundo vicepresidente.

La población libia acudió a las urnas en medio del caos político y de seguridad que sufre el país desde la caída en 2011 del Gobierno de Muamar Gadafi y con escasas posibilidades de que los comicios ayuden a estabilizar la situación.

La situación es tal en el país que las autoridades han decidido cambiar incluso el nombre del Parlamento, que pasará a llamarse Consejo de Representantes, abandonando así el nombre del Congreso General Nacional (CGN), vinculado por muchos al estancamiento y el caos que han seguido a la caída de Gadafi.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies