Mueren dos militares en un ataque en la región de Tombuctú (Malí)

Contador
Publicado 06/02/2018 2:46:48CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos militares malienses murieron en la noche del domingo en un ataque perpetrado por hombres armados no identificados en la localidad de Gossi, ubicada en la región de Tombuctú, según han informado este lunes fuentes oficiales.

Estas fuentes, citadas por el portal local de noticias Mali Tribune, han indicado que los hombres armados iban a bordo de una motocicleta y lograron darse a la fuga después del ataque.

El suceso tuvo lugar horas después de que al menos tres civiles murieran y otras tres fueran secuestradas en un ataque perpetrado en la localidad de Inwelane, situada en la región de Gao (noreste).

Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría de los ataques. La semana pasada, la coalición yihadista Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes reclamó la autoría de varios atentados perpetrados este mes de enero en Malí, según recogió SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.

En su comunicado, el grupo --vinculado a la organización terrorista Al Qaeda-- aseguró que estuvo detrás del ataque del 27 de enero contra una base militar en Soumpi y de varios ataques contra las fuerzas de Francia y la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA).

Esta coalición yihadista surgió en marzo de 2017 a raíz de la unión bajo la égida de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) de los grupos Ansar Dine, el Frente de Macina y Al Murabitún, este último encabezado por el destacado yihadista argelino Mojtar Belmojtar.

El norte de Malí es una región convulsa con presencia de tropas francesas desde la revuelta tuareg de 2013, que rápidamente fue secuestrada por grupos yihadistas, lo que provocó la intervención militar de París en su antigua colonia. La inestabilidad se ha extendido en los últimos meses hacia la zona centro del país.

Diversos grupos armados han ejecutado en los últimos meses varios ataques en Malí, siendo uno de los más graves un atentado suicida ejecutado en enero de 2017 contra una base militar de Gao, en el que murieron al menos 77 soldados y miembros de milicias firmantes del acuerdo de paz.