Más de 70 muertos tras una semana de enfrentamientos entre pastores musulmanes y agricultores cristianos

  ABUYA, 8 (Reuters/EP)

  Un total de 71 personas han muerto a causa de los enfrentamientos que se han producido en la última semana entre pastores musulmanes y agricultores cristianos en el estado de Benue, ubicado en el centro de Nigeria, en la frontera 'de facto' entre el norte, de mayoría musulmana, y el sur, de dominación cristiana.

   El portavoz del Gobierno de Benue, Terve Akase, ha informado este lunes de que el número de fallecidos ha ascendido a 71 y ha precisado que esta cifra recoge las víctimas mortales registradas entre el 31 de diciembre y el 6 de enero.

   Sin embargo, Akase ha advertido que el balance podría aumentar porque "ahora que las fuerzas de seguridad están sobre el terreno los residentes locales se han adentrado en el bosque para recuperar más cadáveres".

   El pasado mes de noviembre, al menos 30 miembros de una comunidad de pastores, incluidos niños, fueron asesinados en el estado de Adamawa, en el norte.

   El inspector de Policía Ibrahim Idris anunció la semana pasada, cuando comenzó la última ola de violencia, que los agentes se desplegarían en más de una treintena de localidades para garantizar la seguridad. "Debemos rezar para que los nigerianos aprendan a vivir en paz unos con otros", dijo.

   El Gobierno de Benue empezó a aplicar en noviembre la ley que prohíbe el pastoreo de ganado, precisamente, para impedir que los choques entre pastores musulmanes y agricultores cristianos fueran a más.

   Nigeria cuenta con amplios pastizales en el norte, pero la desertificación y los ataques del grupo terrorista Boko Haram han empujado a muchos pastores hacia el sur, entrando en conflicto con los agricultores de la zona.

   Los pastores fulani, mayoritariamente musulmanes, y los agricultores, fundamentalmente cristianos, han protagonizado enfrentamientos durante décadas en torno a los territorios y los recursos, especialmente en el centro de Nigeria.