La muerte de una afgana de 14 años embarazada expone el "peligro" del matrimonio infantil

Publicado 20/07/2016 16:34:54CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La muerte de una niña afgana de 14 años que estaba embarazada es un ejemplo "verdaderamente desgarrador" del "peligro" social y también físico que acarrea el matrimonio infantil, ha alertado la ONG Save the Children, que ha instado al Gobierno de Afganistán a tomar medidas.

Zahra murió después de que los familiares de amigos le prendiesen fuego la semana pasada, tras varios años de matrimonio. La legislación afgana establece como edad mínima para casarse los 16 años, pero el 15 por ciento de las mujeres afganas menores de 50 años contrajeron matrimonio antes de los 15 y casi la mitad se casaron siendo menores de edad.

La directora de Save the Children en Afganistán, Ana María Locsin, ha lamentado en un comunicado una situación que considera "verdaderamente desgarradora". "Es un caso extremo de lo que puede pasar cuando una niña está casada a la fuerza, sin embargo, sabemos que este caso no es el único", ha añadido.

En este sentido, ha apuntado que "la práctica de los matrimonios infantiles es muy común en muchas zonas del país" y ha pedido al Gobierno afgano que permita a niñas como Zahra quedarse con sus familias y "protegidas de cualquier peligro".

El matrimonio precoz va asociado, además, a los resultados educativos. Las mujeres sin estudios tienen tres veces más posibilidades de estar casadas antes de los 18 años y, a su vez, los matrimonios tempranos dejan a las niñas "privadas de su derecho a la educación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies