La mujer de un abogado chino detenido desde 2015 inicia una caminata de protesta de más de 100 kilómetros

Li Wenzu, la mujer de Wang Quanzhang, abogado chino detenido desde 2015
REUTERS / DAMIR SAGOLJ
Publicado 04/04/2018 8:57:42CET

PEKÍN, 4 Abr. (Reuters/EP) -

Li Wenzu, la mujer del abogado chino Wang Quanzhang, ha iniciado este miércoles una marcha de más de 100 kilómetros de recorrido para pedir explicaciones a las autoridades sobre su arresto ante el temor de que esté encarcelado en régimen de incomunicación.

El abogado Wang Quanzhang, que asumió casos de denuncias de torturas policiales y defendión a miembros de la secta Falun Gong, despareció en agosto de 2015 durante una operación de las autoridades contra los activistas defensores de los Derechos Humanos.

Si mujer, Li Wenzu, apenas ha tenido noticias sobre su situación aunque las autoridades le han comunicado que está detenido. Ni Li ni su abogado han sido autorizados a visitar al arrestado. "Vamos a caminar para buscar una respuesta del sistema legal chino. ¿Es China un país con un verdadero estado de derecho?", ha afirmado Li, en declaraciones a la prensa frente a la oficina de quejas del Tribunal Supremo Popular chino.

"Durante los últimos 999 días, hemos intentado toda las medidas legales posibles para averiguar qué le ha pasado pero no ha habido resultados", ha señalado. El 9 de julio de 2015 las autoridades chinas pusieron en marcha lo que los grupos defensores de los Derechos Humanos denunciaron como un intento coordinado de acabar con el movimiento defensor de los derechos fundamentales, la llamada operación '709'.

En esa fecha, el periódico oficial 'Diario del Pueblo' describió a varios de los detenidos más destacados como miembros de "una importante banda criminal que ha perjudicado gravemente el orden social". Casi tres años después, la mayoría de los arrestados han sido condenados y están en prisión o bajo arresto domiciliario. Muchos de ellos han realizado confesiones públicas y han sido condenados en lo que sus familias denuncian como juicios amañados o secretos.

Sobre el caso de Wang, las autoridades no han difundido ningún dato desde su detención. Li ha ejercido un papel destacado como activista en ausencia de su marido. Con el apoyo de familias de otros detenidos en la operación contra activistas, Li visita con frecuencia los tribunales para presentar denuncias por desaparición de personas.

Li ha dicho que cree que le llevará doce días llegar andando desde Pekín a Tianjin, conmemorando los más de 1.000 días cumplidos desde la desaparición de su esposo. La activista estará acompañada por Wang Qiaoling, la mujer de otro destacado abogado de Derechos Humanos, Li Heping. Este letrado fue condenado a una pena suspendida de tres años de prisión en abril por un delito de subversión.

Li ha asegurado que las autoridades le mantienen bajo vigilancia y que ha llevado en secreto la preparación de su marcha de protesta. "No he anunciado nada públicamente porque, de lo contrario, lo habrían sabido y me lo habrían impedido", ha concluido.