La mujer de un activista taiwanés detenido en China denuncia una "conspiración política" en su contra

Publicado 10/04/2017 15:00:53CET

TAOYUAN (TAIWÁN), 10 Abr. (Reuters/EP) -

Li Ching Yu, la mujer del activista taiwanés Li Ming Che, detenido en China, ha acusado al Gobierno chino de haber puesto en marcha una "conspiración política" en su contra por no permitirle viajar a territorio chino para visitar a su esposo en prisión.

El activista es un trabajador comunitario universitario conocido por defender los Derechos Humanos y desapareció el 19 de marzo cuando se encontraba en China, un país que todavía considera a Taiwán como una provincia renegada.

Más de una semana después de su desaparición, la Oficina de Asuntos de Taiwán del Gobierno chino informó de que Li había sido detenido bajo la acusación de poner en riesgo la seguridad nacional aunque no aportó detalles sobre su paradero.

Li Ching Yu, la mujer de Li, tenía previsto volar a Pekín pero ha informado a los periodistas en el aeropuerto internacional de Taiwán de que su permiso para visitar el territorio continental chino ha sido cancelado.

"Soy una mujer débil que quiere hacer una visita. ¿Es de verdad necesario que el Gobierno chino utilice tanta fuerza para impedirlo?", ha explicado Li. "Esta acción confirma al mundo exterior que hay una conspiración política tras el arresto de Li Ming Che por parte del Gobierno chino", ha asegurado.

La detención de Li ha aumentado las tensiones en las relaciones entre Taipei y Pekín, que están bastante deterioradas desde que la presidenta taiwanesa, Tsai Ing Wen, tomó posesión de su cargo en 2016 y se negó a reconocer que su territorio sea parte de China.

Tsai lidera además el Partido Progresista Democrático (DPP), que tradicionalmente ha defendido la independencia de Taiwán, lo que supone una clara línea roja para Pekín.

El Gobierno chino nunca ha renunciado a emplear la fuerza para someter a Taiwán, mientras que Taiwán no ha mostrado interés alguno en ser gobernado por el Partido Comunista que dirige el gigante asiático.

Durante el fin de semana, los medios estatales chinos han informado de que el viernes pasado la familia recibió una carta escrita por Li Ming Che. Sin embargo, según Li Ching Yu, la misiva era una copia que no ha podido confirmar que sea realmente de su marido y que ha sido entregada por canales extraoficiales por un individuo que le ha transmitido que quienes tienen a su marido pueden ser considerados como "secuestradores".

El partido gubernamental taiwanés DPP ha reprendido al Gobierno chino por su comportamiento y ha dicho que su actitud no contribuye a las buenas relaciones entre las dos partes. China "no debería sortear a nuestras instituciones ni permitir que el caso sea más complicado mediante el uso de entidades privadas o individuos para informar a la familia sobre un caso de disputa", ha señalado el DPP en un comunicado.

Los activistas de Taiwán han vinculado la detención de Li con una nueva ley que va contra las organización no gubernamentales extranjeras que operan en China y que permite a la Policía interrogar a trabajadores de esos colectivos, supervisar sus finanzas y regular sus actividades.

Los ciudadanos de Taiwán tienen que utilizar un permiso especial de entrada para poder viajar a China porque el Gobierno de Pekín no reconoce la validez de los pasaportes emitidos por las autoridades de Taiwán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies