Las mujeres palestinas: el sector más afectado por la escasez de agua

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Las mujeres palestinas: el sector más afectado por la escasez de agua

Mujeres palestinas en un taller de artesanía
REUTERS
Publicado 22/11/2016 13:33:51CET

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La escasez de agua en Palestina tiene mayor repercusión en las mujeres del ámbito rural, ya que su principal fuente de ingresos es la agricultura, y esta problemática afecta especialmente a las mujeres durante el periodo de lactancia, en el que tienen que consumir más líquidos por su propia salud y la del bebé.

Estos son dos de los mensajes principales lanzados este martes por los ponentes en el seminario 'La participación de las mujeres en el acceso y la gestión del agua: el caso de Palestina', organizado en Madrid por el Centro de Estudios de Oriente Medio Fundación Promoción Social de la Cultura (CEMOFPSC).

La gestión israelí del agua en la zona hace que los palestinos tengan que desplazarse hasta 20 kilómetros para regar los cultivos, según han contado los participantes en el foro. En estos casos, las mujeres se ven incluso más afectadas debido a las diferencias en la libertad de movimientos entre hombres y mujeres.

La fundadora y directora de ICATALIST, Elena López-Gunn, ha asegurado que una reducción del tiempo que tardan en recoger agua "haría que las niñas también puedan optar por una mejor educación".

La carencia de agua, que es fundamental para la supervivencia humana, también afecta a las mujeres palestinas durante su periodo de lactancia. "La mujer necesita beber más agua durante su embarazo. Debemos tener muy en cuenta las consecuencias de no dar ese agua", ha añadido López Gunn.

El control del agua en Palestina ha estado siempre en el conflicto con los israelíes, ya que Israel controla los pozos y acuíferos principales en los territorios palestinos ocupados. Israel domina más del 89 por ciento del agua en territorio palestino, aunque el 11 por ciento restante no está totalmente controlada por las autoridades palestinas, según ha explicado el Fuad Bateh, consultor en Medio Ambiente y Agua de la Unión por el Mediterráneo (UpM).

"La disponibilidad de agua en Palestina es uno de los más escasos per cápita del mundo, debido sobre todo a Israel", ha asegurado, por su parte, Amin Nawahda, miembro de la Asociación de Desarrollo de Agricultura Ambiental e Ingeniería Civil.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el consumo de agua per cápita sea de por lo menos 100 litros al día. En cambio, la población palestina consume menos de 70 litros diarios per cápita, mientras los israelíes cuentan con un total de 280 litros, según un informe publicado por Amnistía Internacional en 2009.

"Debemos encontrar una solución justa, razonable y equitativa. La solución no debe ser únicamente técnica, sino política", ha subrayado Bateh.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies