Mujica critica a quienes "no hacen ni dejan hacer" alimentando el monopolio del narcotráfico

 

Mujica critica a quienes "no hacen ni dejan hacer" alimentando el monopolio del narcotráfico

José Mujica.
REUTERS
Publicado 10/05/2014 1:23:23CET

MONTEVIDEO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Uruguay, José Mujica, ha criticado este viernes a quienes "no hacen ni dejan hacer" alimentando el monopolio del narcotráfico e insiste en que su Gobierno, con la nueva ley sobre la marihuana, apuesta a un camino distinto para desarticular el comercio ilegal de drogas.

"El narcotráfico tiene formidables aliados en nuestra actitud complaciente de no ver y no decir", ha expresado el mandatario uruguayo en declaraciones a una radio local, en la que advierte de que la represión "no es suficiente" y critica que este tema se trate "con liviandad, ocultando la tragedia que hay detrás".

Mujica ha recordado que desde hace unos 90 años se reprime el narcotráfico en Estados Unidos, México, Brasil, Argentina, países de América Central e, incluso, en Uruguay, "sin los resultados esperados". "Se ha apresado a miles de personas, se han incautado cargamentos, ha habido detenciones espectaculares, pero el aumento de la presencia de la droga ha sido ininterrumpido", ha afirmado.

Por ello, Mujica apuesta por "experimentar" con "un camino nuevo y distinto que los golpee (a los narcotraficantes) en la esencia del negocio". "Encontramos una actitud hostil, porque es más redituable adular a la gente, dejándola sin ver la realidad y la tragedia que hay detrás", ha insistido.

El presidente advierte de que el crimen organizado vive "un aumento brutal de la violencia cruel". "Es la nueva cultura delictiva, que va más allá del narcotráfico y tiende a estar presente allí donde existe el delito", ha añadido Mujica, que entiende que este "veneno cultural" del fondo de la sociedad es "mucho más penoso que el efecto de la droga en sí".

LA PROMULGACIÓN DE LA LEY

Uruguay se convierte, con la promulgación de su ley sobre producción y venta de marihuana, en el primer país en adoptar una normativa de este calibre en un continente especialmente lastrado por el narcotráfico. Se trata de una medida pionera con la que el Gobierno aspira a reducir la violencia.

Las autoridades uruguayas calculan que en el país se consumen entre 18 y 22 toneladas de marihuana al año y el propio Mujica ha advertido de que el objetivo no es aumentar estas cifras. "No es para fomentar que la gente fume más, sino para decirle: acá tienes una ración, pero no seas gil, cuanto antes sácate esta porquería", ha declarado el mandatario.

Los consumidores de cannabis, de acuerdo con la ley, podrán comprar hasta 40 gramos al mes en farmacias con licencias sólo si son residentes en el país y mayores de 18 años. Y podrán cultivar hasta seis plantas al año y crear clubes de entre 15 y 45 miembros.

El intento de Uruguay por combatir el tráfico de marihuana es seguido de cerca en América Latina, donde la legalización de algunos narcóticos es considerada cada vez más como una posible alternativa contra la violencia del negocio de la droga.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies