Mursi pide a las fuerzas de seguridad que actuén con la máxima moderación

Enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en Egipto
ASMAA WAGUIH / REUTERS
Actualizado 30/01/2013 10:14:50 CET

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, ha dado instrucciones este martes a las fuerzas de seguridad para que hagan frente a los disturbios en el país con la máxima moderación y en base a la ley, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.

Las instrucciones de Mursi, formuladas durante una reunión con el ministro de Interior, Ahmed Gamal al Din, y otros altos cargos del Gobierno, se han producido en medio de una nueva jornada de movilizaciones contra el Ejecutivo y Hermanos Musulmanes en El Cairo y varias gobernaciones del país.

En Port Said, uno de los focos de los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, alrededor de 20.000 personas se han concentrado alrededor de la mezquita Mariam para desafiar el toque de queda impuesto en la localidad.

En El Cairo, decenas de personas han resultado heridas en nuevos enfrentamientos en los alrededores del puente Qasr al Nil, mientras que en Alejandría los manifestantes han bloqueado la Corniche durante sus protestas contra Mursi.

Este mismo martes, el comandante en jefe del Ejército egipcio y ministro de Defensa, el general Abdel Fatá al Sisi, ha declarado que el conflicto político que vive el país podría conducir al "colapso del Estado" y ha advertido de que la defensa del Canal de Suez sigue siendo uno de los principales objetivos de los militares que han sido desplegados en la zona para enfrentarse a la violencia.

"La persistencia del contencioso entre las diferentes fuerzas políticas sobre la gestión de los asuntos de Estado podría conducir al colapso del Estado", ha afirmado el militar, a través de la página oficial de Facebook del Ejército.

Los actuales problemas políticos y económicos del país suponen una "verdadera amenaza a la seguridad y a la unidad del Estado", ha advertido Al Sisi. En estas circunstancias, ha asegurado, las Fuerzas Armadas seguirán siendo "el bloque sólido y unido" en el que "descansan los fundamentos del Estado".

Poco después, Mursi ha decidido cancelar su viaje diplomático a Francia esta semana porque quiere seguir "de cerca" el conflicto social que atraviesa su país y que se ha intensificado desde la semana pasada, segundo aniversario de la revolución que derrocó a Hosni Mubarak.

Asimismo, durante la jornada la fiscalía egipcia ha instado a las fuerzas de seguridad y a la población a facilitar el arresto de los miembros del recién creado Black Bloc (Bloque Negro), un nuevo grupo radical contrario a Hermanos Musulmanes y que se ha hecho especialmente visible en las protestas de los últimos días.

Cientos de simpatizantes del Black Bloc han participado en las movilizaciones de El Cairo, Alejandría, Port Said, Ismailia y Suez, a menudo en la primera línea de enfrentamientos con la Policía. Inspirados aparentemente por los grupos anarquistas y radicales de izquierda, los miembros del Black Bloc suelen acudir de negro y con la cara parcialmente cubierta.