El Museo Estadounidense Conmemorativo del Holocausto retira un premio que entregó a Suu Kyi

Aung San Suu Kyi
REUTERS / SOE ZEYA TUN - Archivo
Publicado 07/03/2018 21:46:08CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Museo Estadounidense Conmemorativo del Holocausto (USHMM) ha anunciado este miércoles la retirada del premio que entregó a la actual líder 'de facto' de Birmania, Aung San Suu Kyi, por no condenar ni detener la ofensiva militar contra la comunidad roghinya en el estado de Rajine (oeste).

En una misiva a Suu Kyi datada el 6 de marzo, el museo ha resaltado que su misión "es inspirar a ciudadanos y líderes de todo el mundo a hacer frente al odio, evitar el genocidio y promover la dignidad humana".

"A raíz de la inspiración que usted creó para millones de personas en todo el mundo con su larga resistencia a la dictadura militar y su defensa de la libertad y los Derechos Humanos para todos en Birmania le entregamos el primer premio Elie Wiesel en 2012", ha recordado.

"Es con gran pesar que ahora rescindimos ese premio. No hemos tomado esta decisión a la ligera", ha sostenido el USHMM, que ha recordado las tareas de supervisión llevadas a cabo por el museo en torno a la situación a la que hace frente esta minoría musulmana en el país.

Así, ha recalcado que "mientras se desarrollaban los ataques militares contra los rohingya en 2016 y 2017, se esperaba que usted, alguien de quien se ha aplaudido su compromiso con la dignidad humana y los Derechos Humanos, hubiera hecho algo para condenar y detener la brutal campaña militar y expresar solidaridad con la población rohingya atacada".

"La Liga Nacional por la Democracia, bajo su liderazgo, se ha negado por contra a cooperar con los investigadores de Naciones Unidas, ha formulado retórica de odio contra la comunidad rohingya y ha negado el acceso y actuado contra periodistas que intentaban cubrir los crímenes en el estado de Rajine", ha criticado.

El museo ha dicho "entender la difícil situación" a la que hace frente Suu Kyi "tras décadas de mal gobierno militar y violencia" y ante el "poderoso papel constitucional" que aún juega el Ejército, si bien ha reiterado que la situación "requería que hubiera usado su autoridad moral para abordar la situación".

"Si bien Birmania ha dado unos importantes primeros pasos en el camino a la democracia, cualquier transición que no proteja a las comunidades más vulnerables del país tendrá defectos profundos", ha argumentado.

Por ello, el USHMM ha reclamado a Suu Kyi que colabore con la comunidad internacional para investigar la campaña militar y "establecer la verdad sobre las atrocidades cometidas en el estado de Rajine para que los responsables rindan cuentas".

Por último, ha pedido a la Premio Nobel de la Paz que "revise y enmiende" la Ley de Ciudadanía de 1982, que ha dejado a la comunidad rohingya como apátrida, al no ser reconocida como minoría del país.