Naciones Unidas recibe información sobre otro posible "ataque tóxico" en una zona residencial de Idlib (Siria)

Actualizado 10/02/2018 13:54:36 CET

GINEBRA, 10 (EUROPA PRESS)

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Zeid Raad al Husein, ha asegurado este sábado haber recibido informaciones -- entre ellas un vídeo -- de un posible ataque con armas tóxicas durante un bombardeo efectuado el pasado 4 de febrero en la localidad siria de Saraqeb, en la provincia de Idlib, epicentro de una nueva campaña de bombardeos perpetrados por aviones rusos y sirios.

"La oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha recibido información, incluido un vídeo, que apunta a la utilización de agetes tóxicos el 4 de febrero en una zona residencial de la ciudad de Saraqab, aunque no hay información de muertos en este ataque", ha añadido el deparatmento que dirige Al Husein en un comunicado.

Además, Al Husein ha pedido este sábado una respuesta internacional urgente tras la muerte en la última semana de 230 civiles en operaciones del Gobierno sirio y sus aliados. "La semana pasada ha sido una de las más sangrientas del conflicto con una oleada de ataques aéreos mortales que han causado víctimas mortales civiles en Ghuta Oriental e Idlib", ha afirmado Al Husein en un comunicado en el que denuncia el "carácter ilimitado" de los ataques.

Como ejemplo pone nueve instalaciones médicas atacadas, seis de elles en Idlib y tres en Ghuta Oriental. "Incluso en el contexto atroz de Siria, estos son acontecimientos profundamente lamentables y una cruel ironía, ya que ambas han sido declaradas 'zonas de reducción de la tensión'", ha argumentado.

Concretamente, la información de la que dispone la ONU supone la muerte de al menos 277 civiles entre el 4 y el 9 de febrero. Además hay 812 civiles heridos, 1.074 si se contabiliza la primera semana de febrero y se estima en miles el número de desplazados. "Mi personal ha constatado desde allí decenas de incidentes concretos", ha asegurado.

En el enclave rebelde de Ghuta Oriental han muerto unos 210 civiles y 671 han resultado heridos entre aproximadamente el 5 y el 8 de febrero. De ellos, una cuarta parte son menores de edad y 42, mujeres.

Como ejemplo de estos ataques, Al Husein ha citado el incidente del 6 de febrero en Duma, cuando fue bombardeada una zona residencial y murieron 31 civiles, incluidas doce mujeres y cuatro niños. Más de cien personas resultaron heridas.

Así, ha señalado que el término "zona de reducción de la tensión" recuerda demasiado al de "zona segura" utilizada en Bosnia y que demostraron ser "de todo menos seguras". "Hay que afrontar el clima de impunidad y se debe proteger a los civiles", ha apostillado.

Al Husein también ha afeado a la oposición armada los ataques con cohetes y morteros sobre zonas pobladas de la capital siria controladas por el Gobierno que habrían costado la vida al menos a siete civiles y 18 heridos entre el 6 y el 9 de febrero.

Al Husein ha insistido una vez más en que la situación en Siria "está pidiendo a gritos la apertura de una investigación por parte del Tribunal Penal Internacional (TPI)" por la comisión de crímenes de guerra y contra la Humanidad "a diario". "La gestión de esta guerra es vergonzosa y que no se le haya puesto fin supone un fracaso épico para la diplomacia global", ha apostillado.