La coalición de Gobierno acusa a los rebeldes maoístas de intensificar las extorsiones pese al alto el fuego

Actualizado 11/05/2006 14:23:20 CET

KATMANDU, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de la alianza de siete partidos en el poder en Nepal acusaron ayer en la Cámara de Representantes a los rebeldes maoístas de intensificar las extorsiones pese al alto el fuego declarado y les instó a cesar esta práctica inmediatamente, según informan hoy los medios nepalíes.

El diputado del Congreso Nepalí (principal partido del país), Devendra Raj Kandel, dijo que los maoístas le habían pedido en una carta recientemente que donara dinero. Según el diputado, la carta tenía fecha de 27 de febrero, es decir, tres meses después de que los maoístas y los partidos de la oposición en la época firmaran su entendimiento.

Según Kandel, los rebeldes han estado amenazando a su gente por no pagar la suma reclamada. "Incluso si otros dan el dinero yo no les daré un céntimo", declaró el diputado al 'Katmandu Post', precisando que ha dado instrucciones a su gente para que no lo hagan. El miembro del Congreso Nepalí sobrevivió a un tiroteo de los rebeldes en agosto de 2003 y los maoístas también atacaron con bomba su casa en Nawalparasi.

Durante su intervención en la Cámara, Kander subrayó que "por una parte, (los rebeldes) dicen que van a mantener un diálogo, y por la otra, están exigiendo donativos". "La Alianza de Siete Partidos (SPA) debería tomarse esto en serio", añadió. Dicha alianza ocupa actualmente el gobierno después de conseguir tras una huelga general de más de tres semanas que el rey Gyanendra restaurara el Parlamento, suspendido desde mayo de 2002.

Por su parte, el secretario general del Partido Comunista Nepalí (CPN-UML, otro de los miembros de la SPA), Madhav Kumar Nepal, afirmó que "los maoístas han estado extorsionando dinero con la excusa de alimentar a sus 20.000 combatientes. En este sentido, y tras pedir a los maoístas que cesen todas las atrocidades cometidas contra el pueblo nepalí, se declaró dispuesto a asumir la responsabilidad de alimentar a los guerrilleros. "Los maoístas deberían cesar inmediatamente de recoger donativos", añadió.

Mientras, el secretario general del Congreso Nepalí, Ram Chandra Poudel, también pidió a los rebeldes que dejen de aterrorizar a ciudadanos inocentes y de extorsionar dinero. "El Gobierno está dispuesto a dar la cantidad necesaria para alimentar a su Ejército", aseguró.

Los rebeldes habían anunciado el pasado 27 de abril una tregua de tres meses que fue correspondida por el nuevo Gobierno del primer ministro, Girija Prasad Koirala, que además se ha declarado dispuesto a negociar con los rebeldes. Sin embargo, estos rompieron la tregua el martes secuestrando presuntamente a cinco policías, aunque los maoístas afirman que fueron los ciudadanos los que les retuvieron y luego se los entregaron a ellos debido a sus "actividades sospechosas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies