Nepal detecta un aumento del tráfico de mujeres hacia China y Corea del Sur

Manos de una mujer nepalí
NAVESH CHITRAKAR / REUTERS
Publicado 27/04/2016 15:33:59CET

KATMANDÚ, 27 Abr. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Las mafias que trafican con personas suman cada año en Nepal a miles de nuevas víctimas mujeres, según un balance de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que alerta del auge de China y Corea del Sur como nuevos destinos para la explotación sexual y laboral.

Hasta 17.000 nepalíes fueron víctimas de la trata en los dos años previos a julio de 2015.

Según la Comisión, que toma como referencia datos de la Policía y de las ONG, India continúa siendo el principal país de destino, si bien los números aumentan tanto para China como para Corea del Sur. La promesa de una vida mejor, en ocasiones asociada a un matrimonio, termina resultando falsa.

De las mil mujeres que habrían sido enviadas a Corea del Sur entre 2005 y 2013, la mayoría viven en condiciones de esclavitud. Un portavoz de la Comisión nepalí, Mohna Ansari, ha advertido de que se trata de "una gran cifra" y ha pedido al Gobierno que "aumente los esfuerzos" para contener esta lacra.

VULNERABLES

Los terremotos que sacudieron Nepal en 2015 han aumentado la vulnerabilidad de mujeres y niños, ha advertido la Comisión de Derechos Humanos. El riesgo de que sean víctimas de la trata ha aumentado entre un 15 y un 20 por ciento y, tras los seísmos, más de 1.200 mujeres y niños han desaparecido.

El Gobierno, sin embargo, ha cuestionado los datos facilitados por la Comisión, que pese a estar financiada por el Estado opera como un organismo independiente. El Ministerio de la Mujer y la Infancia asegura que sólo 181 personas fueron víctimas de las mafias el año pasado, cuatro menos que en 2014.

La tasa de condenas contra los supuestos traficantes oscila en torno al 33 por ciento, en gran medida porque las víctimas tienen miedo de contar su situación. "Siguen en silencio por miedo a quedar excluidas", ha asegurado una responsable de la ONG Shakti Samuha, Sunita Danuwar.