El Gobierno nepalí aplaza las elecciones a la Asamblea Constituyente como pedían los maoístas

Actualizado 05/10/2007 12:55:33 CET

KATMANDÚ, 5 Oct. (EP/AP) -

El Gobierno nepalí accedió hoy, como pedían los líderes maoístas, a retrasar hasta una fecha aún no indicada las elecciones que estaban previstas para el 22 de noviembre y en las que se elegiría a los miembros de una Asamblea Constituyente que redactaría una nueva Carta Magna, según fuentes oficiales.

"Los líderes han decidido posponer la votación, pero aún no se ha decidido la nueva fecha", indicó Prakash Sharan Mahat, del partido del Congreso nepalí, la principal formación política del Gobierno. La Asamblea Constituyente, que trabajará en una nueva Constitución y dictará el futuro político del Nepal, es una de las partes principales de los acuerdos de paz que terminaron con la guerra contra los maoístas y les incluyeron en la política.

"Los maoístas nos han decepcionado. Nos hemos visto obligados a hacer cambios en las elecciones sólo por ellos", explicó a la agencia AP el ministro de Paz y Reconstrucción, Ram Chandra Poudel, quien añadió, no obstante, que "todos los partidos están preparados para los comicios".

Las elecciones estaban previstas para noviembre, pero las dudas se hicieron cada vez más patentes cuando los maoístas abandonaron la coalición de Gobierno al no ver cumplidas sus demandas de abolición de la monarquía y los cambios de procedimiento en los procesos electorales. Han amenazado en varias ocasiones con liderar protestas callejeras si no se cumplen sus exigencias.

El portavoz maoísta, Krishna Bahadur Mahara, señaló que "los comicios se celebrarán, pero antes de eso hay aspectos esenciales que necesitan tener lugar".

La semana pasada, el Congreso nepalí anunció su apoyo a la transformación del país en una república, después de siglos siendo una monarquía. El rey continúa en el trono, pero el año pasado perdió casi todo su poder como consecuencia de una serie de masivas manifestaciones populares.

SISTEMA ELECTORAL

Los rebeldes maoístas, que son los más firmes defensores de la república, también insisten en que las elecciones a la Asamblea Constituyente estén basadas enteramente en un sistema proporcional de representación.

A principios de este año, los ex rebeldes comunistas accedieron a apoyar un sistema de elección mixto, donde una mitad de los miembros de la asamblea serían elegidos mediante una elección proporcional y la otra mitad sería elegida directamente por los votantes.

La mayoría de los analistas creen que los maoístas prefieren el primer sistema debido a que tienen pocos líderes que puedan conseguir muchos votos en una elección directa. El Gobierno actual, ahora sin los comunistas, se opone a este sistema.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies