Observadores de la ONU supervisarán el desarme de los rebeldes maoístas de Nepal

Actualizado 05/01/2007 11:03:37 CET

KATMANDU, 5 Ene. (EP/AP) -

Observadores de Naciones Unidas comenzarán la próxima semana a supervisar el desarme de los rebeldes maoístas en Nepal, según informó hoy el máximo responsable de la ONU en el país asiático, Ian Martin.

Según explicó Martin, el primer grupo de 13 observadores se reunirá el próximo lunes en la capital nepalí y en la localidad de Nepalgunj, 500 kilómetros al suroeste de Katmandú. Por el momento no se conoce cuándo comenzará la entrega de las armas. Los observadores de la ONU se encargarán de recoger las armas y cerrar los almacenes de armas y municiones de los rebeldes.

Está previsto que los trabajadores de la ONU acudan a siete campamentos del país, en los que están confinados miles de rebeldes, conforme a los términos del acuerdo de paz firmado el pasado año entre Gobierno y rebeldes. En total hay 21 campamentos, pero las armas permanecerán en siete de ellos, bajo vigilancia de Naciones Unidas. "Todavía no puede predecir cuándo llegará la primera de las armas a los contenedores", señaló el responsable, agregando que los observadores están preparados para comenzar a trabajar el 15 de enero. Bajo los términos del acuerdo de paz, los comunistas sólo podrán unirse al Gobierno interino y participar en elecciones una vez que entreguen todas sus armas, con lo que acabará una insurgencia que le ha costado la vida a más de 13.000 personas.