Nepal prohíbe a sus ciudadanos trabajar en Afganistán, Irak, Libia y Siria

 

Nepal prohíbe a sus ciudadanos trabajar en Afganistán, Irak, Libia y Siria

Mujer agricultora de Nepal
NAVESH CHITRAKAR / REUTERS
Publicado 24/06/2016 18:39:23CET

KATMANDÚ, 24 Jun. (Thomson Reuters Foundation / EP) -

El ministro de Trabajo nepalí, Deepak Bohara, ha anunciado este viernes que los ciudadanos del país ya no tienen permiso para trabajar en Afganistán, Irak, Libia y Siria después de la muerte de 13 guardias de seguridad en Kabul a causa de un atentado suicida dirigido contra el autobús en el que viajaban.

La decisión ha sido tomada después de que una comisión parlamentaria haya instado al Gobierno del primer ministro K.P. Oli a actuar en contra de los traficantes que envían a miles de inmigrantes a países deshechos por el conflicto y en el que se enfrentan a numerosos peligros.

"Nuestra decisión ha sido tomada por la situación de seguridad que atraviesan esos países", ha declarado Bohara. "Si los ciudadanos que ya están trabajando en esos países quieren volver a casa, el Gobierno ayudará en esa labor", ha añadido.

Tras la guerra civil de diez años que acabó en 2006, Nepal se ha sumergido en una inestabilidad política que ha impedido el crecimiento, la creación de empleo y ha desalentado las inversiones. Por ello, miles de nepalíes salen del país en busca de trabajo.

Además, el país aún se está recuperando de los dos terremotos que tuvieron lugar en abril y mayo del año pasado y en los que murieron 8.800 personas y dos millones se quedaron sin hogar.

La mayoría de los inmigrantes viajan a Oriente Próximo, India y Malasia para trabajar como guardias de seguridad, conductores, peones de la construcción o asistencia en el hogar. El dinero que mandan los inmigrantes a casa supone alrededor de un 30 por ciento del PIB del país. Nepal es uno de los países más pobres del mundo.

Diversos grupos de activistas han denunciado que muchos de los nepalíes que trabajan en el extranjero se tienen que enfrentar a largas horas de trabajo, riesgos de seguridad, la retención de sus salarios y poca libertad de movimiento.

Según Bohara, el atentado del lunes ha empujado al Gobierno a cancelar los acuerdos de trabajo con los cuatro países a favor de los intereses y la seguridad de sus ciudadanos.

Aun así, los analistas creen que la medida será poco efectiva, ya que los traficantes podrán llevar a los ciudadanos a India, con quien comparten una frontera abierta, y luego al resto de países.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies