Netanyahu apela a un esfuerzo por mantener la coalición que sostiene su Gobierno

Benjamin Netanyahu
AMIR COHEN / REUTERS - Archivo
Publicado 12/03/2018 17:13:49CET

JERUSALÉN, 12 Mar. (Reuters/EP) -

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha emplazado a los socios de la coalición que sostiene su Gobierno a mantenerse unidos y evitar así unas elecciones anticipadas. La crisis política gira en torno a un proyecto de ley que eximiría a los estudiantes ultraortodoxos del servicio militar y a las sospechas de corrupción que asedian al mandatario.

La oposición y el partido Yisrael Beitenu, integrado en el Gobierno, rechazan la reforma del servicio militar y acusan a Netanyahu de fomentar las diferencias para que el Gobierno caiga y así distraer a la opinión pública de los casos de corrupción.

Los últimos sondeos apuntan a un buen resultado para el partido de Netanyahu, el Likud, pero el primer ministro ha defendido este lunes la continuidad de la coalición, formada por seis partidos políticos.

"Pido a todos los socios de la coalición y en particular al ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, que sigan en el Gobierno y continúen en este pacto para garantizar la seguridad, prosperidad y estabilidad del Estado de Israel", ha afirmado.

Netanyahu ha hablado unos minutos antes que Lieberman, líder del partido Yisrael Beitenu, y después de que la comisión parlamentaria pertinente aprobara el proyecto de ley de reforma del servicio militar.

Lieberman ha reiterado su rechazo a la reforma del servicio militar, pero ha reafirmado el compromiso de su partido con el Gobierno. Yisrael Beitenu controla cinco escaños de los 66 que suma la coalición en la Kensset, integrada por 120 asientos.

"Mientras no haya superado la segunda y tercera lecturas seguiremos luchando desde dentro. El momento en el que supere esta segunda y tercera lecturas, sacaremos nuestras propias conclusiones", ha advertido. Esta segunda y tercera lectura podrían tardar meses y las próximas elecciones están previstas para noviembre de 2019.

Los ultraortodoxos temen que el número de talmid, los estudiantes de la Torá, se reduzca si se les obliga a cumplir los dos años de servicio militar y rechazan el contacto con mujeres y con elementos menos religiosos de la sociedad que supondría.