Netanyahu aplaude la aprobación preliminar de la retirada de fondos a la AP por las 'cometas incendiarias'

Benjamin Netanyahu
REUTERS / AMIR COHEN - Archivo
Publicado 11/06/2018 13:43:46CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha aplaudido este lunes la decisión de una comisión del Parlamento de aprobar su propuesta para que las autoridades israelíes se queden con parte de los impuestos que recaudan en nombre de la Autoridad Palestina para compensar los daños provocados por las 'cometas incendiarias' utilizadas por algunos manifestantes en la Franja de Gaza.

La decisión ha sido adoptada por la Comisión de Defensa y Asuntos Exteriores de la Knesset tras ser presentada el proyecto hace pocos días, tal y como ha recogido el diario local 'Yedioth Ahronoth'.

Netanyahu realizó la propuesta la semana pasada y recalcó que "se ha de hacer justicia". "Cualquiera que incendie campos tiene que saber que debe haber un precio", manifestó.

En respuesta, el portavoz del Ejecutivo palestino, Yusef al Mahmud, advirtió en contra de esta posibilidad y resaltó que esta deducción de fondos sería "un acto de robo y bandidaje", según informó la agencia palestina de noticias WAFA.

Posteriormente, el ministro de Seguridad Pública de Israel, Gilad Erdan, resaltó que las fuerzas de seguridad deberían disparar a matar a aquellos palestinos que vuelen 'cometas incendiarias'.

"El hecho de que Hamás permita el vuelo de estas cometas significa que debemos volver a los asesinatos selectivos, y los responsables de estas cometas y los comandantes de Hamás deben ser objetivos", dijo.

"Nuestro enemigo está intentando dañar la resiliencia de los civiles porque entienden que no pueden dañar al Ejército, pero no tendrán éxito", agregó, según el diario local 'Times of Israel'. "El terrorismo con cometas es muy grave, y cualquiera que las use debe temer por su vida", remachó Erdan.

La frontera entre Israel y el enclave palestino ha sido escenario de un incremento de la violencia desde el 30 de marzo, cuando arrancó la 'Gran Marcha del Retorno' para reclamar el derecho de los refugiados palestinos a regresar a las viviendas en las que residían antes de la creación del Estado de Israel en 1948.

Desde entonces, la represión israelí de las protestas se ha saldado con la muerte de más de 120 palestinos, sin que haya ninguna baja israelí.

La jornada más letal fue la del 14 de mayo, día en que Estados Unidos inauguró su nueva Embajada en Jerusalén, lo que supone reconocer la ciudad santa como capital de Israel, y víspera de la 'Nakba' o 'Día de la Catástrofe', en el que se conmemora el inicio del éxodo palestino. Más de 60 personas murieron por los choques con las tropas hebreas.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó el 18 de mayo la apertura de una investigación para esclarecer los posibles crímenes de Israel durante la represión de las últimas protestas en Gaza, a pesar de las críticas del Gobierno de Netanyahu.

La resolución que proponía la creación de una comisión 'ex profeso' para analizar la situación fue aprobada con 29 votos a favor, 14 abstenciones y dos votos en contra, los de Estados Unidos y Australia. España voto 'sí', mientras que otros países europeos como Reino Unido, Alemania, Eslovaquia, Hungría o Croacia optaron por la abstención.