Nigeria insta a Boko Haram a acogerse a la amnistía

Actualizado 20/05/2013 8:38:03 CET

Nigeria insta a Boko Haram a acogerse a la amnistía

17 muertos por la ofensiva militar

Actualizado 20/05/2013 8:38:03 CET

MAIDUGURI, 20 May. (Reuters/EP) -

   El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ha instado este domingo a Boko Haram a acogerse a la amnistía en la que está trabajando una comisión gubernamental, en el marco de la ofensiva que las fuerzas de seguridad comenzaron el pasado martes contra la secta islamista en el noreste del país africano.

   "El presidente ha instado a los miembros de Boko Haram a entregar sus armas y abrazar la opción de la amnistía, que todavía es posible, en la medida en que el comité (gubernamental) está trabajando en la opción de un diálogo para alcanzar una solución pacífica", ha dicho el portavoz de Jonathan, Reuben Abati, a Reuters por teléfono.

   El jefe de Estado ya ofreció una amnistía a Boko Haram el pasado mes de abril, cuando anunció la creación de una comisión gubernamental para explorar las posibilidades de éxito de una solución política. Entonces, el líder de la secta islamista, Abubakar Shekau, la rechazó.

   Jonathan ha hecho este llamamiento casi una semana después de que declarara el estado de emergencia en los estados de Borno, Yobe y Adamawa, ubicados en el noreste de Nigeria, por la creciente inseguridad, debido principalmente a los ataques de Boko Haram.

   Apenas 24 horas después, las Fuerzas Armadas iniciaron un "despliegue masivo de hombres y recursos" en la zona noreste de Nigeria para mantener la "integridad territorial" frente a la "grave amenaza" que los 'yihadistas' representan para la unidad nacional.

   El portavoz del Ministerio de Defensa, el general de brigada Chris Olukolade, ha informado este domingo de que la ofensiva continúa y ha indicado que, de momento, se ha saldado con 14 insurgentes y tres soldados muertos, además de siete soldados heridos.

   Las fuerzas gubernamentales combaten la insurgencia en las zonas semidesérticas que se encuentran en la frontera con Níger, Chad y Camerún, así como en ciudades con una fuerte presencia 'yihadista', como Maiduguri, bastión de Boko Haram.

   Las Fuerzas Armadas han bombardeado los campamentos insurgentes, han aumentado los puestos de control en los accesos a las ciudades y las patrullas por éstas y han cortado las líneas de comunicación en toda la región para evitar el contacto entre 'yihadistas'.

   "Los insurgentes tienen a gente observando que les llama y les avisa de los movimientos de las tropas, lo que abre la puerta a las emboscadas. Sin teléfonos, tendremos el elemento sorpresa", ha dicho una fuente de seguridad desde Maiduguri.

   Todo ello, ha explicado el portavoz del Ministerio de Defensa, ha llevado a los miembros de Boko Haram a estar "en completo desorden".

PREOCUPACIÓN INTERNACIONAL

   En este contexto, la comunidad internacional ha expresado su preocupación ante la posibilidad de que la radicalización de la lucha gubernamental contra Boko Haram se traduzca en violaciones de los Derechos Humanos de la población civil.

   El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha instado a "todas las partes" a respetar "plenamente" los Derechos Humanos y a "salvaguardar la vida de todos los nigerianos" ante "el deterioro de la situación de seguridad".

   Por su parte, la Unión Europea (UE) ha trasladado al Gobierno de Jonathan, en la reunión que mantuvo el pasado jueves con varios de sus ministros en Bruselas, que esta ofensiva puede ser contraproducente, ya que sus efectos pueden poner a los civiles a favor de Boko Haram.