Los niños de la calle de Nigeria bailan por sus sueños y atraen a celebridades mundiales

Niñas nigerianas
REUTERS PHOTOGRAPHER - Archivo
Actualizado 13/04/2018 11:03:29 CET

LAGOS, 13 Abr. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

La coreógrafa nigeriana Seyi Oluyole descubrió que los ensayos de baile eran una gran manera de distraer a los niños de la calle que se encontraban a su cuidado, pero la influencia de la estrella Rihanna y la modelo Naomi Campbell han cambiado sus fortunas el mes pasado.

Oluyole, de 26 años, fundó el grupo de caridad de Dream Catchers en 2014 para enseñar danza a niños desfavorecidos en Lagos, la capital comercial de Nigeria, al tiempo que los alentaba a asistir a la escuela con la esperanza de conducirles hacia un futuro mejor.

Decidida a cambiar vidas, trajo niños, con el permiso de sus padres, para vivir en su apartamento de tres habitaciones y pagar sus colegios, pero la cantidad que ganaba Oluyole por día como guionista nunca fue suficiente y algunos días pasaron hambre.

"Usé el baile para distraerlos. Para cuando hacíamos un ensayo de baile ya era hora de cenar", ha asegurado Oluyole a la Fundación Thomson Reuters en su apartamento de Ikorodu en Lagos.

Nigeria tiene 10,5 millones de niños que no acuden a la escuela, la cifra más alta del mundo según UNICEF, siendo el 60 por ciento niñas. UNICEF informó de que las principales razones eran la bajo percepción del valor de la educación para las niñas y los matrimonio precoces.

Oluyole animó a los miembros de Dream Catchers a asistir a la escuela durante el día y ensayar durante la noche y los fines de semana, pero no sabía cuánto tiempo podría tener problemas para atender a los 20 o más niños del grupo de 2014, que cuenta con diez miembros actualmente, pero el mes pasado todo cambió.

Naomi Campbell volvió a publicar uno de los vídeos de la cuenta de la red social Instagram de Dream Catcher y se hizo viral después de que fuera compartido por la cantante Rihanna. Desde entonces, muchos de los vídeos del grupo han sido publicados por celebridades como el rapero estadounidense P. Diddy.

Oluyole no puede creer que las cosas finalmente hayan cambiado. Su preocupación por los niños de la calle comenzó cuando tenía 12 años y se quedó sin hogar durante dos años.

"Fue entonces cuando conocí a algunos de estos niños y me di cuenta de su realidad. Había pasado por mucho en el último año o dos, pero esta era su realidad cotidiana", ha aseverado.

La coreógrafa ha afirmado que el grupo ha cambiado las vidas de sus miembros, como Blessing, de 15 años, que no recibió educación durante tres años.

"Ahora puedo hablar un buen inglés. Ya no me quedo en casa. Me siento muy feliz", ha señalado Blessing a la Fundación Thomson Reuters.

Oluyole asegura que algunos niños se habían retirado del grupo, diciendo que estaban cansados de oír hablar de un futuro mejor, y que también había empezado a dudar de que sucediera.

"El año pasado me decía a mí misma que solo daría esto una vez más y si no funcionaba... acabar", ha admitido.

Pero con el apoyo de las celebridades, Oluyole ahora busca conseguir una casa grande para que más niños puedan unirse a Dream Catchers.

"Digamos que no nos preocuparemos por la comida por mucho tiempo", ha afirmado Oluyole, que se ha negado a dar detalles financieros. "Todo lo que saben es que ahora hay días en que almorzaremos", ha añadido.