Los niños de Islamabad reaccionan ante la masiva tala de árboles

Children play around a tree in Islamabad, Pakistan June 29, 2017. REUTERS/Caren
REUTERS / CAREN FIROUZ
Publicado 28/03/2018 18:16:50CET

ISLAMABAD, 28 Mar. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Afectados por la desaparición de la mayoría de los árboles de la capital, los niños de Islamabad contrarrestan la pérdida de espacios verdes con una campaña de plantación.

Acompañados de sus padres, los menores compran árboles jóvenes que plantan en sus casas hasta que pueden ser trasladados al terreno de la ciudad.

Las escuelas están apoyando la iniciativa y otorgan premios y certificados a los estudiantes que participan en la plantación de árboles. "Ver que nuestros hijos están sensibilizados y oirlos hablar del valor de los árboles es inspirador", ha declarado Aneela Karim, madre de una niña de 5 años y un niño de 8.

Durante los últimos años, Islamabad ha surfido una importante pérdida de árboles a causa de la construcción de carreteras y otros proyectos que requieren su tala.

RIESGO DE CONTAMINACIÓN

Se estima que la capital ha perdido alrededor de un tercio de sus espacios verdes durante los últimos cinco años, terrenos en los que se han construido carreteras, centros comerciales y urbanizaciones.

Según el Instituto Forestal de Pakistán, cada año se destruyen 39.000 hectáreas de campo en todo el país, lo que supone un aumento de la contaminación del aire, especialmente por la construcción de carreteras.

En Islamabad, las iniciativas de plantación han llegado siempre desde organizaciones no gubernamentales, corporaciones municipales y la Agencia de Desarrollo de la capital, que sembrará 300.000 árboles esta primavera.

LA RESPUESTA DE LOS NIÑOS

Rukhsana Gul, la hija de Karim, ha plantado tres árboles junto a sus compañeros de clase y está ahorrando dinero para comprar cuatro árboles jóvenes.

Cerca del 60 por ciento de los estudiantes están organizando excursiones y eventos de plantación en los que participan niños, padres, profesores y personal administrativo de los colegios.

Gracias a esta iniciativa los menores están transmitiendo el valor de los árboles en sus casas y vecindarios. "La respuesta de los niños ha sido espectacular", ha declarado el responsable de medioambiente del Gobierno, Sanaullá Aman.