Los niños soldado del grupo Maute reciben encargos para decapitar objetivos como rito de iniciación

Niños evacuados en Marawi
REUTERS / JORGE SILVA
Publicado 09/07/2017 10:49:38CET

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los niños soldado del grupo islamista Maute, actualmente envuelto en una batalla de desgaste con el Ejército filipino en la localidad de Marawi, reciben encargos especiales para asesinar objetivos de la organización como rito de iniciación.

Niños como Faisal, el pseudónimo que ha elegido un joven de 17 años de edad, reclutado por la fuerza hace siete años bajo la promesa de matar soldados filipinos por matar a mujeres musulmanas. "Me preguntaron si quería unirme la yihad porque los militares habían matado a mujeres musulmanas. Por eso me uní a ellos", ha declarado a la cadena ABS-CBN.

Antes de graduarse, sin embargo, reciben un encargo final: decapitar a un objetivo de la organización terrorista. "Por ejemplo, si yo voy y me quejo de alguien ante Isnilon Hapilon (antiguo líder de Abú Sayyaf, la organización terrorista más prominente de Filipinas y aliada de los Maute, y ahora el emir del Estado islámico en el país), me dirá que encuentre a ese alguien y le decapite. Y si fracaso, será a mí a quien le corten la cabeza", ha declarado el joven.

Faisal ha combatido en Marawi durante la primera semana del conflicto, desde el 23 al 30 de mayo, trabajando con Usman Maute, primo de Abdulá, líder de la organización. Faisal se dedicó a almacenar munición para el grupo durante los meses previos hasta que poco a poco se corrió la voz de que los Maute iban a resistir la entrada de los militares filipinos.

Faisal dice ahora que lamenta los sucedido y que siente cómo la guerra ha destruido a familiares y amigos. "Ojalá hubiera advertido al alcalde de la llegada del grupo. Creía que nada de esto iba en serio", ha lamentado.

ONG filipinas han advertido de la vulnerabilidad de los jóvenes en combate. La directora ejecutiva de Teach Peace, Build Peace, Bai Rohaniza Sumndad-Usman, ha afirmado que son especialmente frágiles en la isla de Mindanao, poblada de diferentes bolsas de población según religión, donde se encuentra Marawi, y actual escenario de un toque de queda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies