Breivik tenía una lista de futuros objetivos en la que había doce políticos y varias organizaciones

Actualizado 21/02/2012 1:53:03 CET

OSLO, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Anders Behring Breivik, el joven que mató a 77 personas el pasado mes de julio en Oslo y en la isla de Utoya, tenía una lista de futuros objetivos en los que se encontraban doce importantes políticos, a los que tildó de "traidores" y marcó para la ejecución, entre los que destacaba el ministro de Exteriores, Jonas Gahs Store, así como otras figuras de relevancia del país.

La Policía ha señalado que tiene pruebas de que Breivik planeaba atentar contra la Policía Real, Amnistía Internacional (AI), la Corporación de Radiotelevisión Noruega y múltiples organizaciones más, según ha informado el diario noruego 'Verdens Gang'.

Poco antes de los atentados, Breivik publicó un manifiesto en el que arremetía contra los "traidores" e izquierdistas por su endeble postura ante la inmigración.

El propio Breivik ha apuntado que los ataques que llevó a cabo fueron sólo una "preparación" y que, si todo hubiera ido según sus planes, al menos tres o cuatro vehículos más hubieran sido detonados en Oslo. Asimismo, ha asegurado que tenía planeados ataques contra las centrales nucleares del país.

Breivik justificó el 6 de febrero la masacre que perpetró en Oslo y la isla de Utoya por considerarla necesaria para evitar la "destrucción cultural" de Noruega. "Los miembros del movimiento noruego no nos sentaremos a contemplar cómo nos convertimos en una minoría en nuestro propio país", dijo Brevik durante su comparecencia ante el tribunal que juzga los atentados.

"Los ataques contra la sede del Gobierno fueron preventivos y dirigidos a las personas que están perpetrando la destrucción de la cultura y la etnia noruegas", añadió antes de exigir su inmediata liberación. "Los noruegos de raza serán una minoría en Oslo en los próximos diez años. Es un hecho. Represento a la resistencia noruega", apostilló.

Esta fue la quinta vez que Breivik compareció ante un tribunal, un procedimiento necesario conforme a la normativa noruega para mantener al sospechoso bajo custodia. En dos de ellas, la audiencia no ha sido a puerta cerrada. Durante la vista se programó el comienzo del juicio para el 16 de abril.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies