Noruega pone a disposición de los ciudadanos una línea telefónica para la confesión de delitos fiscales

Publicado 10/05/2016 14:36:44CET

OSLO, 10 May. (Reuters/EP) -

La unidad de la Policía criminal noruega contra delitos de guante blanco ha establecido este martes un número de teléfono para todos aquellos que quieran confesar un delito fiscal, y ha prometido una mayor indulgencia con quienes lo utilicen.

La iniciativa fue anunciada un día después de que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicara una base de datos que contiene una pequeña fracción de los más de 11,5 millones de documentos que forman los Papeles de Panamá, lo que ha hecho posible que cualquiera pueda acceder a los documentos.

"Oekokrim ha puesto a disposición un número de teléfono que puede ser utilizado por todo aquel que desee poner las cartas sobre la mesa y facilitar información a Hacienda sobre potenciales ingresos de capital o evasiones fiscales", ha explicado en un comunicado la agencia que combate el crimen económico, Oekokrim.

Los que den información de forma voluntaria verán su condena reducida al menos un tercio en comparación con los que sean descubiertos por la Policía, ha añadido. La evasión de impuestos es normalmente resuelta mediante la imposición de multas, pero los tribunales pueden establecer una pena de prisión de hasta seis años en aquellos casos que se consideren severos.

La filtración de más de 11,5 millones de documentos, los llamados Papeles de Panamá, ha puesto el punto de mira sobre el mundo de las compañías 'offshore', utilizadas para evadir impuestos, y ha empujado a las autoridades de diversos países a investigar posibles fraudes y evasiones.

DECENAS DE FUNCIONARIOS DE HACIENDA INVESTIGAN LA EVASIÓN EN PAÍSES BAJOS

Decenas de funcionarios de Hacienda de Países Bajos han comenzado a seguir los indicios de posibles evasiones fiscales después de que 250 entidades 'offshore' holandesas aparecieran en los Papeles de Panamá, según ha indicado un funcionario este martes.

Analistas de datos, junto con la unidad especial que investiga las estructuras fiscales, están buscando una posible relación entre los clientes del bufete panameño Mossack Fonseca y Países Bajos, ha explicado el portavoz de Hacienda, Adriaan Ros, que ha añadido que "el proceso de cribar toda la información va a tardar unos meses" y que "si hay fraude, por supuesto que habrá represalias".

Países Bajos tiene acuerdos fiscales con unos 100 países para evitar que las corporaciones se lleven el capital a paraísos fiscales. Los resultados de las investigaciones serán presentados ante el Parlamento en un informe que se hará público.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies