Noruega, Suecia y Suiza piden explicaciones al Gobierno de Colombia por el uso dado al Fondo para la Paz

Contador
FARC
COLPRENSA - Archivo
Publicado 02/04/2018 20:57:42CET

BOGOTÁ, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Noruega, Suecia y Suiza en Colombia han solicitado a través de una misiva al Gobierno de Colombia explicaciones sobre el uso dado al llamado Fondo para la Paz, que se encargará de financiar las medidas contempladas por el acuerdo firmado con la extinta guerrilla de las FARC para poner fin a su lucha armada, según ha revelado este lunes el diario local 'El Tiempo'.

De acuerdo con 'El Tiempo', hace unas semanas los embajadores de estos tres países en Bogotá enviaron una carta al Ministerio de Hacienda en la que le piden que convoque una reunión extraordinaria sobre el destino de las aportaciones que han hecho Noruega, Suecia y Suiza al Fondo para la Paz, que suman unos 200 millones de dólares.

El rotativo local ha señalado además que en un memorándum anterior los embajadores ya expresaron su "preocupación general sobre la gestión integral del Fondo Colombia Sostenible", una de las ramas del Fondo para la Paz, y reclamaron "una ruta clara para que la ejecución de los recursos (...) se dé de una manera completamente transparente".

Fuentes gubernamentales citadas por 'El Tiempo' han indicado que el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, se reunió hace días con los tres diplomáticos en el marco de la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), celebrada en Mendoza (Argentina), para responder a sus inquietudes.

Colombia ha pedido la ayuda de la comunidad internacional para poner en marcha el acuerdo de paz firmado el 24 de noviembre de 2016 con las FARC, cerca de 300 páginas que contemplan medidas de todo tipo para zanjar el conflicto armado más antiguo del hemisferio occidental.

La ayuda internacional se ha canalizado en la misiones de Naciones Unidas 'in situ' que vigilan el cumplimiento de los textos de La Habana y en este Fondo para la Paz, que cuenta también con aportaciones de la Unión Europea.