Nueva Zelanda dicta su primera condena por tráfico de personas

Víctima de tráfico de personas
REUTERS
Publicado 15/09/2016 11:16:29CET

WELLINGTON, 15 Sep. (Reuters/EP) -

Un tribunal en Nueva Zelanda ha dictado la primera condena por tráfico de personas del país contra un hombre de 46 años, acusado de explotar a 15 trabajadores procedentes de la vecina isla de Fiyi.

El caso ha sacado a la luz el lado oscuro del 'boom' migratorio que ha tenido Nueva Zelanda en los últimos años. Varias organizaciones de Derechos Humanos han criticado al Gobierno neozelandés, al que acusan de no luchar contra la explotación laboral de los inmigrantes que llegan al país.

Faroz Ali, un fiyiano de 46 años con residencia en Nueva Zelanda, ha sido declarado culpable por tráfico de personas, ya que estafó a 15 jóvenes fiyianos, a los que aseguró que les conseguiría trabajos muy bien remunerados en Nueva Zelanda, según ha informado el Ministerio neozelandés de Comercio, Innovación y Empleo, que está a cargo de la investigación del caso.

Los trabajadores fiyianos pagaron a Ali sumas de entre 2.500 y 3.000 euros en valor de "tasas administrativas". El acusado les garantizó trabajo como temporeros en una granja, donde iban a ganar alrededor de 800 euros a la semana por recoger fruta. Una vez llegaron a Nueva Zelanda, fueron forzados a trabajar por una suma ínfimamente menor y sólo obtuvieron un visado de turista.

De acuerdo con el Ministerio de Comercio, Ali se embolsó más de 100.000 euros con la estafa. "Es la primera condena de este tipo en Nueva Zelanda", ha declarado el Gerente General de Fronteras del Ministerio de Comercio, Pete Devoy, que está al frente de la investigación.

Varios grupos de Derechos Humanos han alertado que el increíble aumento del número de inmigrantes que han llegado a la isla en los últimos años implica que corren mayor riesgo de ser explotados.

"Esta condena es algo verdaderamente positivo, pero conseguir que se pase de ser una mera anécdota a algo sustancial y que llegue a ser sentenciado es muy difícil", ha explicado el director ejecutivo de la ONG Stand Against Slavery. La máxima sentencia por tráfico de personas es Nueva Zelanda es de 20 años en prisión. Se estima que la sentencia final contra Ali se emitirá el próximo mes de octubre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies