Nueva Zelanda planeaba un espionaje en masa a sus ciudadanos según las informaciones de Snowden

Actualizado 05/07/2015 2:19:52 CET

WELLINGTON, 15 Sep. (Reuters/EP) -

Nueva Zelanda podría haber planeado la vigilancia masiva de sus ciudadanos el pasado año, según ha informado este lunes Glenn Greenwald, un periodista de investigación estadounidense, que se ha basado en los datos proporcionados por Edward Snowden para sus acusaciones, publicadas a cinco días de las elecciones en el país.

Según las informaciones del excontratista de inteligencia, Edward Snowden, el Gobierno de centro derecha del primer ministro neozelandés, John Key, planeaba explotar las leyes modificadas de espionaje para ampliar rápidamente el espionaje nacional.

El periodista estadounidense asegura que los documentos de la NSA informan de que la agencia de espionaje electrónico de Nueva Zelanda había dado los primeros pasos en esta vigilancia, parte de un proyecto denominado 'Speargun', aprovechando el cable de telecomunicaciones submarino del país mientras esperaba a la autorización legal para hacerlo.

Según ha declarado Greenwald en la radio nacional del país, Radio Nueva Zelanda, la "primera fase" de la operación consistía en acceder al cable de telecomunicaciones submarino del país.

El primer ministro del país, por su parte, ha asegurado que los cargos son "totalmente erróneos" y que, aunque el año pasado la Oficina de Seguridad de Comunicaciones (GCSB) del país intentó poner en marcha un caso de protección cibernética masiva, su Gobierno lo echó abajo.

NO HA HABIDO PROGRAMA DE VIGILANCIA

Key ha presentado una serie de documentos desclasificados que respaldan su posición. "No hay, ni ha habido nunca, un programa de vigilancia por acceso al cable en funcionamiento en Nueva Zelanda. No hay, ni ha habido nunca, vigilancia en masa de los neocelandeses emprendida por el GCSB", ha añadido.

Las leyes del país especifican que la GCSB, que se encarga de la vigilancia electrónica y es parte del entramado de vigilancia 'Cinco Ojos' junto con Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Canadá, puede espiar a los ciudadanos del país sólo si una ley nacional o la agencia de inteligencia lo demandan.

Según Key, ha sido el magnate de Internet, Kim Dotcom, quien ha llevado a Greenwald al país para intentar influenciar a los votantes respecto a las elecciones. Dotcom, que está acusado de piratería, infringir los derechos de autor y blanquear dinero, ha pagado el viaje del periodista.

Greenwald prometió en una reunión pública con más de 1.000 asistentes que organizó un partido político financiado por Dotcom, unas revelaciones que afectaban a Key. Snowden y el fundador de Wikileaks, Julian Assange, participaron de la reunión a través de videoconferencias.

LOS DATOS

Los medios neocelandeses han informado de que las revelaciones se basaban en un correo electrónico entre un ejecutivo del estudio cinematográfico Warner Brothers y la Asociacion Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA), en el que se sugería que Key estaba en connivencia con ellos para permitir que Dotcom se instalase en Nueva Zelanda, con lo que sería más fácil detenerle y extraditarle.

Tanto Warner Borthers como MPAA han asegurado que el correo es falso. Key, por su parte, ha negado haber hecho semejantes comentarios a los ejecutivos.

Pese a todo, el primer ministro continúa siendo el favorito de cara a las elecciones según las últimas encuestas publicadas, aunque es probable que en esta tercera convocatoria necesite el apoyo de partidos minoritarios para asegurarse la mayoría.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies