Nuevas manifestaciones en el cuarto día consecutivo de protestas en Irán

Manifestación en Teherán
REUTERS / SOCIAL MEDIA
Publicado 31/12/2017 17:32:00CET

LONDRES, 31 Dic. (Reuters/EP) -

La Policía ha empleado cañones de agua este domingo para dispersar a los manifestantes que han salido por cuarto día consecutivo a protestar contra el aumento de los precios de los productos básicos, la mala situación económica, el paro y la corrupción, según los vídeos difundidos en redes sociales.

Las protestas por el momento se han cobrado la vida de dos personas, aunque las autoridades lo atribuyen a la intervención de "agentes extranjeros".

Concretamente, se han difundido imágenes de la plaza Ferdowsi de la capital iraní donde se puede ver a unidades de la Policía empleando agua a presión contra los manifestantes.

Otro vídeo muestra enfrentamientos entre manifestantes y policías en la ciudad de Joramdaré, en la provincia de Zanyan, en el noroeste del país. También se ha informado de manifestaciones en Sanandaj y Kermanshá, en el oeste de Irán, aunque es imposible verificar la veracidad de las publicaciones en redes sociales.

Decenas de miles de personas han salido a las calles desde el pasado jueves y en algunas de las concentraciones se han podido escuchar consignas contra la República Islámica y contra el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei. También se han lanzado proclamas a favor de "presos políticos".

En respuesta, las autoridades han ordenado el bloqueo de las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea, según la televisión pública iraní, que cita fuentes informadas. Además, testigos presenciales han dado cuenta de una importante presencia policial en el centro de Teherán.

Está previsto que esta misma noche el presidente iraní, el reformista Hasán Rohani, se dirija a la nación a través de la televisión, informa la agencia de noticias semioficial ISNA.

Estas protestas son las más importantes desde 2009, tras la polémica reelección del presidente conservador Mahmud Ahmadineyad, ahora en un contexto de inflación y paro. Hasta 3,2 millones de iraníes están desempleados, un 12,4 por ciento de la población, lo que supone 1,4 puntos más que el año pasado.