Nueve muertos en ataques contra la fortificada Zona Verde de Bagdad

Foto de la Noticia
Foto: AP + Ampliar



   BAGDAD, 24 Mar. (Reuters/EP) -
   Al menos nueve personas fallecieron ayer en Bagdad por el impacto de cohetes o proyectiles de mortero lanzados contra la fortificada Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran las sedes del Gobierno iraquí y de las embajadas de los países extranjeros. Todas las víctimas murieron por el impacto de proyectiles que se quedaron cortos y no impactaron contra la Zona Verde.

   El ataque con misiles se produce en medio de un aumento de la violencia en la capital y en la ciudad norteña de Mosul y ponen de relieve las advertencias de los mandos militares estadounidenses respecto a que los recientes logros de seguridad en Irak eran frágiles y reversibles.

   La primera oleada de aproximadamente una docena de disparos se produjo poco antes de las 6.00 (4.00 hora peninsular española). Una segunda oleada, circunstancia muy poco habitual, fue disparada unas cuatro horas después.

   Responsables de la Embajada estadounidense confirmaron el impacto de "fuego indirecto" contra la Zona Verde, un término utilizado para describir los ataques con cohetes o proyectiles de mortero. "El balance hasta ahora es que no ha causado muertes ni perjuicios de importancia", según indicó la portavoz de la Embajada, Mirembe Nantongo.

   En Mosul, un ataque suicida con un camión mató a 15 soldados iraquíes e hirió a 45, entre ellos civiles, en un ataque diferente contra una base militar iraquí, dijo el Ministerio del Interior. Los mandos estadounidenses describen Mosul como el último bastión urbano de Al Qaeda en Irak.

   Buena parte de la violencia del domingo se registró en Bagdad, epicentro del derramamiento de sangre sectario entre la mayoría chií y la minoría suní en 2006 y 2007, cuando murieron decenas de miles de personas. Una ofensiva de seguridad por parte de fuerzas iraquíes y estadounidenses ha reducido significativamente los niveles de violencia.

   Hombres armados en tres automóviles abrieron fuego contra transeúntes en Zaafariniya, un distrito religiosamente mixto del sur de Bagdad, matando al menos a siete personas e hiriendo a otras 16, informó la policía.

   Y en el distrito de Shula, un barrio mayoritariamente chií al noroeste de la capital, un suicida detonó su coche bomba y mató a seis personas que hacían cola para conseguir petróleo, informó la Policía.

   El Ejército de Estados unidos dijo que mató a 12 insurgentes en una redada a una vivienda al este de Baquba, después de que medios locales informaran de una operación en la localidad de Balad Ruz, 70 kilómetros al noreste de Bagdad. "Seis de los terroristas muertos habían afeitado sus cuerpos, lo que coincide con la preparación final para las operaciones suicidas", explicó un portavoz estadounidense, el mayor Winfield Danielson.

   Mosul y Baquba son las capitales de dos de cuatro provincias del norte donde se lanzaron ofensivas este año contra los combatientes islámicos suníes de Al Qaeda en Irak, que se reagruparon en la zona después de ser expulsados de sus bastiones alrededor de Bagdad y de la región de Anbar.

DUDAS SOBRE LA TREGUA DE SADR

   Aunque no hubo indicación inmediata sobre quienes fueron los autores de los ataques a la Zona Verde, el Ejército de Estados Unidos ha responsabilizado en otras ocasiones al Ejército del Mahdi de estos ataques con misiles. Esta milicia es el brazo armado del Movimiento Sadr, dirigido por clérigo chií Muqtada al Sadr.

   El mes pasado, Al Sadr renovó un alto el fuego de siete meses que Estados Unidos consideró factor clave para el importante descenso de la violencia en todo Irak.

   Sin embargo, hay temores de que el cese del fuego pueda peligrar después de que combatientes de esta milicia se enfrentaron la semana pasada con las fuerzas iraquíes y de Estados Unidos en la ciudad de Kut y en el sur de Bagdad.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies