Nueve policías birmanos muertos en ataques de milicias armadas en la frontera con Bangladesh

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Nueve policías birmanos muertos en ataques de milicias armadas en la frontera con Bangladesh

Policías de Birmania en la frontera con India
REUTERS
Publicado 09/10/2016 19:56:10CET

RANGÚN, 9 Oct. (Reuters/EP) -

Al menos nueve policías birmanos han muerto y cuatro más han resultado heridos en una serie de ataques coordinados de milicias armadas contra puestos fronterizos en la frontera con el vecino Bangladesh. Además se han contabilizado ocho atacantes muertos y dos más apresados con vida.

Las autoridades no han identificado a los atacantes, descritos como "terroristas insurgentes", un término aplicado habitualmente a milicias afines a la minoría musulmana rohingya.

El jefe de la Policía birmana, Zaw Win, ha explicado en rueda de prensa los detalles del incidente, iniciado en la madrugada del domingo, en torno a las 1.30 horas, cuando unos 90 individuos asaltaron una oficina de la Policía en la localidad de Kyinganbyin, en el término municipal de Maungdaw. Los atacantes mataron a seis agentes, hirieron a dos más y se hicieron con 51 armas y más de 10.000 cartuchos de munición.

En un ataque simultáneo, otro policía murió y dos más resultaron heridos en el campamento de vigilancia fronteriza de Kyeedangauk, en el término municipal de Rathidaung.

El tercer incidente se produjo en el término municipal de Buthidaung a las 4.30 horas cuando los atacantes mataron a dos policías más. Otro agente se encuentra desaparecido. Siete atacantes murieron en el enfrentamiento.

Poco más tarde, las autoridades han emitido una orden de toque de queda entre las 19.00 y las 6.00 horas y han prohibido cualquier reunión de más de cuatro personas en el término municipal de Maungdaw. Estos ataques son los incidentes más graves en Rajine desde 2012.

En el estado birmano de Rajine viven aproximadamente 1,1 millones de rohingyas, la mayoría sin nacionalidad birmana y con sus movimientos muy restringidos. En 2012 además se produjo un estallido de violencia intercomunitaria que ha dejado más de un centenar de muertos y ha obligado a 125.000 personas a abandonar sus hogares.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies