El nuevo embajador de Estados Unidos en Birmania seguirá utilizando el término 'rohingya'

 

El nuevo embajador de Estados Unidos en Birmania seguirá utilizando el término 'rohingya'

U.S. Principal Deputy Assistant Secretary Scot Marciel smiles during a meeting w
PRING SAMRANG / REUTERS
Publicado 10/05/2016 12:15:41CET

RANGÚN, 10 May. (Reuters/EP) -

El nuevo embajador de Estados Unidos en Birmania ha comunicado este martes que seguirá haciendo uso del término 'rohingya' para referirse a la minoría musulmana en el país a pesar de que el Gobierno controlado por la ganadora del premio Nobel Aung San Suu Kyi instara al diplomático a dejar de utilizarlo.

El grupo étnico, que cuenta con 1,1 millón de personas y vive en su mayoría en una región remota en la parte occidental del país, ha sido reiteradamente discriminado por el Estado birmano y las autoridades religiosas del país, que consideran a sus miembros inmigrantes ilegales provenientes de Bangladesh.

Scot Marciel, embajador desde abril, pasó a liderar la misión estadounidense en un momento crucial tras la victoria histórica de la Liga Nacional para la Democracia (LND), que cerraba décadas de lucha a favor de un gobierno democrático.

"Nuestra posición global y práctica internacional nos induce a reconocer que las comunidades tienen autonomía suficiente para elegir cómo deben ser llamadas y respetar tal decisión", ha explicado Marciel respecto a la posibilidad de dejar de usar el término, que ha añadido que esa ha sido la política de Washington desde antes de que la Administración decidiera seguir utilizándolo.

Suu Kyi, que ha sido homenajeada en Occidente debido a su papel conciliador en Birmania durante años de poder militar, ha sido criticada en muchos lugares, incluido en Birmania, por no haber reivindicado los abusos contra la población rohingya. Defender al grupo étnico tendría un coste político para ella y su partido, que perdería adeptos.

Se estima que unos 125.000 rohingya continúan desplazados y se enfrentan a graves restricciones para viajar desde que estalló el enfrentamiento entre budistas y musulmanes en el estado de Rakjine en 2012. Miles han huido debido a la persecución y la pobreza.

El Gobierno militar de Thein Sein se ha referido al grupo como bengalíes, lo que les relega a la posición de inmigrantes ilegales provenientes de Bangladesh a pesar de que muchos de ellos viven en Birmania desde hace generaciones.

Funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores, cuya ministra es Suu Kyi, explicaron la semana pasada a diversos medios de comunicación que habían pedido a Marcel que dejara de usar el término por tratarse de un concepto "controvertido" que entorpece el proceso de reconciliación nacional y que concierne a una minoría que ni siquiera está oficialmente reconocida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies