El nuevo fiscal de la guerra de Kosovo pide que se trabaje de manera justa y sin miedo

Publicado 15/09/2016 16:50:08CET

LA HAYA, 15 Sep. (Reuters/EP) -

El fiscal encargado de perseguir los crímenes de guerra cometidos en el conflicto de Kosovo que se desarrolló entre 1998 y 1999 ha pedido este jueves que se trabaje "de manera justa, vigorosa y sin miedo" en una investigación que podría imputar a algunos de los principales políticos del país.

En su primera rueda de prensa tras haber sido nombrado para el cargo, David Schwendiman ha asegurado que es demasiado pronto para descartar a cualquiera de los sospechosos.

En un informe publicado en 2011 por el Consejo de Europa se aseguró que algunos de los líderes políticos de Kosovo, entre los que se encuentra el presidente Hashim Thaci, habían cometido crímenes de guerra contra los serbios. Algunas de las acusaciones apuntaron al tráfico de órganos de prisioneros de guerra. Thaci negó cualquier implicación.

"Aún queda mucho por decir y mucho por venir antes de que pueda hacer acusaciones formales", ha declarado Schwendiman.

La nueva Cámara Especialista de Kosovo de La Haya se ha creado tras las presiones de la Unión Europea que ha pedido que el Gobierno de Kosovo haga frente a las acusaciones de crímenes de guerra contra los serbios por parte del Ejército de Liberación de Kosovo. El nuevo órgano operará bajo la ley de Kosovo pero estará formado por jueces y fiscales internacionales.

La secretaria de la Cámara, Fidelma Donlon, ha asegurado este jueves que el tribunal esperaba "comenzar la actividad judicial" en la primera mitad de 2017, estableciendo las reglas de procedimiento y de pruebas antes de que Schwendiman pueda presentar cargos contra cualquier sospechoso. El tribunal aún está nombrando a los jueces.

Las fuerzas del antiguo presidente serbio Slobodan Milosevic fueron acusadas de masacrar a los civiles albanokosovares en Kosovo antes de que tuvieran que replegarse debido a la intervención de los bombarderos de la OTAN. Por otro lado, el Ejército de Liberación de Kosovo cuenta con el favor de muchos albaneses que lo consideran un ejército amigo.

"No estoy hablando de quién, qué o cuándo. No voy a decir quién está en la mesa", ha comentado Schwendiman. "No recibo instrucciones de nadie", ha aclarado.

Los crímenes de guerra de Kosovo están fuera del alcance jurisdiccional del Tribunal Penal Internacional y el Tribunal Internacional Penal para la antigua Yugoslavia (TPIY), lo que ha llevado a la creación de un nuevo órgano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies