El nuevo jefe de DDHH de la ONU exige una "rendición de cuentas efectiva" a palestinos e israelíes

 

El nuevo jefe de DDHH de la ONU exige una "rendición de cuentas efectiva" a palestinos e israelíes

Actualizado 05/07/2015 13:52:17 CET

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha considerado que "debe haber una rendición de cuentas efectiva por las transgresiones cometidas por todas las partes" del conflicto palestino-israelí.

Al Hussein ha lamentado que el conflicto en Oriente Próximo sea "otro ejemplo de persistente discriminación e impunidad", destacando "el recurso a la violencia y la destrucción en las repetidas crisis en la Franja de Gaza".

"El último episodio del conflicto ha tenido una particular devastación en cuando al número de muertes", ha dicho, recordando que ha habido 2.131 muertos palestinos y 71 israelíes, y destacando que "ya había una situación precaria debido al bloqueo impuesto por Israel en 2007" sobre la Franja de Gaza.

Al Hussein ha defendido que "las actuales y las futuras generaciones de palestinos en la Franja de Gaza y Cisjordania, tienen derecho a vivir con normalidad y dignidad". "Sin las violaciones diarias de los Derechos Humanos causadas por la ocupación militar, los asentimientos ilegales y el excesivo uso de la fuerza", ha subrayado.

A este respecto ha confiado en que "la Comisión de Investigación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la Ocupación del Territorio Palestino sea capaz de cumplir su cometido de clarificar los hechos".

El que fuera embajador de Jordania ante la organización internacional también ha subrayado que "Israel tiene derecho a vivir libre y seguro", haciendo alusión a "los lanzamientos indiscriminados cohetes" palestinos.

"Es imperativo que todas las partes del conflicto cumplan totalmente con sus obligaciones conforme al Derecho Humanitario", ha dicho, sosteniendo que "debe haber una rendición de cuentas efectiva por las transgresiones cometidas por todas las partes".

Se trata del primer discurso que Al Hussein pronuncia en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, desde que fue designado para suceder a la jurista sudafricana Navi Pillay en el cargo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies